Los consejos del Señor Bein

En el ingreso del tramo en que la campaña empieza a tomar más intensidad, las definiciones económicas adquieren mayor relevancia en el debate electoral. Si bien por ahora no se han convertido en el centro de las propuestas para seducir a los votantes, ya hubo promesas y señales sobre lo que piensan en materia económica los principales candidatos a ocupar la Casa Rosada a partir del 10 de diciembre de 2015. Mauricio Macri dijo que al otro día de iniciado su gobierno liberaría la compra de dólares provocando críticas de propios y extraños, como la de Roberto Lavagna, uno de los varios economistas que tiene Sergio Massa, que lo calificó de “irresponsable”. Además del dólar, otros temas económicos que estarán en la discusión electoral serán los subsidios, el gasto público, el conflicto con los buitres, la inflación y los salarios.

“Nadie salió de la crisis aplicando políticas injustas”

Pasó hace muy poco los 30 años y es secretario de Política de Podemos, la fuerza que desafía el poder del PP y el PSOE. “No hacemos una celebración posmoderna del vacío”, dijo y explicó cómo se preparan para las autonómicas españolas y las próximas elecciones generales.

Expresivo, movedizo, inquieto y con facilidad de palabra, detrás de sus anteojitos podría andar un Woody Allen español. O un científico que almuerza thai en Silicon Valley. También un youtuber español de los que tienen millones de seguidores. Pero lo suyo no es el stand up o la informática, sino la militancia y, ahora, la transformación de Podemos en una alternativa que termine superando al Partido Socialista Obrero Español como segunda fuerza y pueda disputarle el próximo gobierno al Partido Popular.

“Lo que la represión se llevó”

El 2 de marzo se cumplen 40 años de la destrucción de uno de los intentos más originales que se hayan llevado a cabo en Argentina orientados a generar una transformación en la enseñanza de la economía. En el Departamento de Economía de la Universidad Nacional del Sur (UNS) en Bahía Blanca, se inició en 1969 un movimiento que llevó al cambio significativo del plan de estudios de la Licenciatura en Economía (PELE). La iniciativa fue una propuesta innovadora de estudio de la teoría en el contexto histórico de la evolución del pensamiento económico.

La burguesía nacional, la fuga de capitales y la productividad

Cuando leemos el comunicado de la Unión Industrial Argentina criticando los acuerdos que el gobierno argentino firmaba con la República Popular China en los primeros días del corriente mes de febrero, aterrorizados por la cláusula sexta que dice textualmente: “...con sujeción a su legislación y de conformidad con el Derecho internacional, cada parte otorgará a los nacionales de la otra facilidades para la realización de actividades lucrativas, ya sean laborales o profesionales, como empleados o por cuenta propia, en condiciones de igualdad con los nacionales del Estado receptor”, como el tero que pone los huevos en un lado y grita en otro, se ponen en defensores de los trabajadores del país, como si les fuéramos a creer, cuando guardaron un silencio cómplice con el Plan Martínez de Hoz y el Plan de Convertibilidad del menemismo, destructores de la industria y del trabajo nacional, con récord de desocupación y de flexibilización en las condiciones de trabajo.

Jauretche y Piketty

Thomas Piketty es un economista francés, autor del exitoso libro El Capital en el siglo XXI. Se autodefine como un científico social que reclama para la economía "la necesidad de un abordaje que contemple la dimensión histórica, donde el conflicto juegue un rol más relevante".

Arturo Jauretche fue un ensayista y político argentino que escribió "… con la esperanza de proporcionar al sociólogo, desde la orilla de la ciencia, elementos de información y juicio no técnicamente registrados…" Anheló acercarse a José Hernández, autor del Martín Fierro, a quien definió como "un sociólogo nuestro que tampoco era de la especialidad", pidiendo que "me ayuden a ponerme en la huella de tan ilustre marginal de lo científico".

Espacio y poder en las políticas de desarrollo del siglo XXI

La obra que puede leerse a continuación forma parte de la producción desarrollada durante el bienio 2012-2014 por el Grupo de Economías Regionales (GER), equipo que integra el Centro de Estudios Urbanos y Regionales -unidad ejecutora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)-. Coordino dicho Grupo, dedicado a la promoción de la investigación científica en Argentina, en mi carácter de Investigador Principal del citado organismo estatal. El GER es un equipo de investigación científica y vinculación tecnológica que integran jóvenes geógrafos, economistas, trabajadores sociales y sociólogos, quienes se encuentran avanzando en distintas instancias de su carrera profesional a partir de una convicción compartida, la necesaria relación del investigador con su entorno.

Del desarrollo al “vivir bien”: la subversión epistémica

Los cuestionamientos al desarrollo no provienen sólo de una búsqueda por paliar sus insuficiencias, sino de un deslizamiento de los fundamentos sobre los cuales se piensa y se organiza lo económico. Nuevas epistemologías, provenientes de la región andino-amazónica, conducen a pensar lo económico desde una concepción integral u holística que insiste en la complementariedad como principio básico. De la reproducción del capital, centro de las teorías del desarrollo y de sus prácticas, se pasa a colocar la reproducción de la vida como el eje de comprensión del proceso de reproducción en su conjunto, y como el criterio organizador de lo económico, que dejaría a la vez de ser considerado una dimensión escindida.

La “Gran Transformación” del Milagro Mexicano. A 20 años del TLCAN

Si bien la evaluación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no puede reducirse a verlo como la fuente de todos nuestros males ni tampoco como la panacea, no es posible dejar de señalar que tanto los resultados como el desempeño económico y social de México a lo largo de estos años, son ejemplo de la experiencia histórica de un cambio institucional drástico que no dio los frutos prometidos ni permitió la emergencia de estructuras.

Piketty en América Latina

En momentos en que los estudios de economía parecían hegemonizados por las investigaciones al estilo Freakconomics, el best-seller de Steven Levitt y Stephen J. Dubner que se vale de los rudimentos de la ciencia económica para analizar las peleas de Sumo o la relación entre los nombres de las personas y su estatus socioeconómico, Thomas Piketty ha escrito un libro-mundo, El capital en el siglo XXI (1), que produjo un sacudón en el debate intelectual como no se veía desde hace años. En una mirada que abarca dos siglos y, si se consideran también sus trabajos previos, cuatro continentes, respaldada en una fabulosa base de datos construida por una red internacional de investigadores, Piketty llega a una conclusión tan concreta como deprimente: en el largo plazo, la tasa de retorno del capital supera a la tasa de crecimiento del ingreso, por lo que la participación del capital en el producto total tiende a incrementarse. En otras palabras, el capitalismo concentra la riqueza en cada vez menos manos.

Félix Weil, Jorge Schvarzer y el enigma argentino

Con Jorge Schvarzer, que hoy homenajeamos en una nueva conmemoración de su fallecimiento, el azar y la afinidad intelectual jugaron casi al mismo tiempo y en esto tuvo un rol decisivo Félix J. Weil. Como señalo en el prefacio de mi último libro recién publicado, Bolchevique de salón, dedicado a la vida y obra de Weil el fundador argentino de la escuela de Frankfurt y un desconocido todavía para muchos, descubrí su obra gracias a una revista en la que Jorge colaboraba a fines de los años ‟60 dirigida por Milcíades Peña, Fichas de la investigación económica y social. En ella aparecía un artículo que sintetizaba parte de la ideas de Weil, una especie de rejunte pero bien hecho, tomado de su único libro formal, Argentine Riddle, titulado “La Argentina en vísperas del peronismo”.

Como consecuencia de ese azar que nunca es tal, a principios de 1971, a los pocos meses de haber llegado a París para hacer estudios de posgrado, me presentaron a Jorge.