Las consecuencias de la privatización del sistema energético argentino

La desarticulación del sistema energético generó unidades de negocio independientes que, por “señales de precios”, tuvieron estrategias contradictorias en términos sistémicos. Mercado primario hidrocarburífero: operó en virtud de criterios de corto plazo: subexplorando, sobreexplotando los yacimientos y sobreexportando los recursos. Agotamiento de pozos con caídas de productividad y producción. Fuerte caída de reservas. En 2013 YPF revirtió la caída de crudo pero no pudo generar incrementos en gas natural en 2013 cae al 7% respecto de 2012;

Sector secundario: No se ampliaron las refinerías y en 2007 se llegó al máximo de capacidad instalada.

Generación de electricidad: Se consolidó principalmente el gas natural como fuente principal por el rápido retorno de la inversión. Rol de Enarsa en los 2000.

CIFRA- septiembre de 2013