El análisis de la burguesía como actor político

Este texto apunta a discutir problemas teórico-metodológicos del análisis político de la burguesía como actor colectivo. El objetivo es doble. Primero, identificar los problemas ligados a reduccionismos que tienen presencia en los análisis de la burguesía. Segundo, desarrollar una serie de argumentos y premisas teórico-metodológicas para la articulación de variables estructural-económicas, político-institucionales e ideológicas en el análisis de la burguesía como actor político.

No prestarle atención a la burguesía ni a la articulación de variables estructural-económicas, político-institucionales e ideológicas en el análisis político son novedades en América latina. En una serie de trabajos seminales, a partir de mediados de los años '60 y durante algo más de una década, autores ligados a la "teoría de la dependencia" emprendieron justamente esa dirección.

El poder y la política. El contrapunto entre razón y pasiones

Nos congrega hoy aquí el privilegio de tener entre nosotros al politólogo argentino Carlos María Vilas, uno de los pensadores más originales y consistentes de la ciencia social latinoamericana de nuestros días. Lo destaco en un momento en el cual vemos aflorar una nueva marea de estudios desde una izquierda cuyas preguntas y respuestas se colocan en la avanzada del pensamiento político, económico y social, al nivel del planeta. Una izquierda que se debate entre el rescate marxista y la superación de los descalabros del socialismo del siglo XX, frente a una hegemonía imperial que se resiste a moderar sus rigores.

Vilas no es un nombre nuevo en el medio cubano. Es un amigo cercano, que ganó el premio Casa de las Américas en 1984, con su ensayo Perfiles de la Revolución Sandinista, que devino rápidamente en uno de los estudios obligados para la comprensión de aquel importante acontecimiento revolucionario. Mantuvo una colaboración activa con el gobierno sandinista en los años ‘80 en las áreas de la educación, la planificación y el desarrollo regional y en el proceso de desarrollo institucional de las autonomías regionales en la Costa Atlántica.

La demora

Una de las mayores justificaciones de la actual política económica liberal, de apertura extema, privatizaciones y de alineamiento con Estados Unidos, es que presumiblemente gran parte del mundo marcha en esta dirección y que sería sumamente costoso ignorar el tren de la historia.

A lo largo del siglo XX, en varias oportunidades, la Argentina pareció no tomar el mejor camino o probablemente no pudo hacerlo, y como consecuencia fue perdiendo la posición de privilegio que tuvo en el concierto de las naciones.

Las transformaciones acaecidas entre la primera gran guerra y 1933 son un buen ejemplo de estas circunstancias y han dado lugar a una interesante polémica de historia económica y política.

Yerba Mate: claroscuros de un negocio próspero

El argumento que sustenta esta presentación es que la producción y comercialización de Yerba mate en la República Argentina es un buen negocio -a precios minoristas mueve hoy un volumen cercano a US$ 1.000 millones por año-, con un mercado consumidor interno y externo que muestra una dinámica sostenida de crecimiento paulatino, e interesantes perspectivas de desarrollo a partir de exploraciones sobre nuevos productos y aplicaciones.

Gobernar con una sonrisa

El presente trabajo intentará dar cuenta de los 8 días en los cuales debió gobernar Adolfo Rodríguez Saá como presidente de la nación durante diciembre de 2001. En este sentido, intentaremos desarmar y recorrer detenidamente los fatídicos días que debió afrontar y que lo tuvieron como protagonista, tratando de abordar cómo buscó configurar alianzas, sumar aliados y sus planes políticos. Así, primeramente repasaremos las condiciones sobre las cuales el peronismo debió asumir la presidencia del país luego del colapso del gobierno de la Alianza, tratando de describir las diversas posiciones al interior del mismo como la de los distintos actores en juego. Señalando por qué la estrategia inicial peronista del “Frente Federal”, que llevó como cabeza a Ramón Puerta, fracasó debiendo estipular otro tipo de vía institucional para recorrer la salida a la crisis. De esta manera, intentaremos dar cuenta de los pactos, plazos y condiciones sobre los cuales debía llevar a cabo su presidencia Rodríguez Saá para luego proponer un detenido análisis de los días que lo tuvieron como presidente de la Nación. Así, repasaremos sus apuestas políticas, los aliados ganados, cómo intentó birlar los compromisos previos como también señalar a los poderes de veto con los que se topó, tratando de entender por qué su presidencia acabó abruptamente y cómo se debió llevar adelante otro tipo de sendero institucional de transición por parte del peronismo, esta vez encabezado por Duhalde. Finalmente, cerraremos nuestro trabajo con algunas conclusiones al respecto.

Tres corridas bancarias y la instauración del corralito en el final de la convertibilidad

El presente trabajo intenta dar cuenta de la lógica económica que rigió el último año de vigencia de la convertibilidad en la Argentina. Procura ofrecer un marco de inteligibilidad a las desesperadas medidas dispuestas por el gobierno de la Alianza durante todo el año 2001. Se hace centro sobre las tres corridas bancarias sufridas durante ese año (marzo, julio y noviembre), las cuales fueron la causa directa de la instauración del corralito bancario sobre el final del año. El artículo describe la delicada situación económica atravesada por el país al comenzar 2001. Luego repasa las dos primeras corridas bancarias junto con las acciones y planes de la Alianza. Finalmente, se detiene en la instauración del corralito, la puja con los bancos y el agobiante final de la convertibilidad.

Galera de corrección

Presentamos los comentarios sobre dos libros de reciente aparición. Por un lado, el comentario de José Pierri sobre "Chacareros, soja y gobernabilidad: del Grito de Alcorta a la Resolución 125" (Pedro Peretti). Por otro, publicamos la reseña de Roberto Alfiz acerca de "Gestión práctica para PyMES" (Ruben Bozzo).

Crisis alimentaria y crisis global: la Argentina de 2001/2002 y después

En este trabajo planteamos que los saqueos de 2001-2002 nos presentan una cara de la realidad social y económica de nuestro país fuertemente vinculada con las condiciones estructurales que influyen sobre el hambre que sufren sectores importantes de la población. Situación que puede pensarse como parte de una crisis alimentaria de enormes proporciones. Si bien el hambre se manifestó en forma desesperante durante los saqueos de dicho período (al igual que durante la hiperinflación de 1989).

El excedente económico y sus usos en la Argentina de la posconvertibilidad (2003-2011)

La idea de que las sociedades producen más de lo que necesitan para reproducirse y que esto implica la existencia de una “masa de recursos” que se pueden utilizar de manera discrecional, fue un tema central en las discusiones de los economistas clásicos sobre la dinámica del capitalismo. Posteriormente, autores de la escuela estructuralista latinoamericana rescatan este concepto para señalar que, en América latina, dicho Excedente Económico se destinó especialmente a satisfacer las necesidades de estatus y opulencia de un grupo privilegiado de la población (consumo suntuario) y/o para fugarlo al exterior, en detrimento de la expansión de la capacidad productiva interna (inversión).