Para la vida

León Gieco
Estoy aquí sentado debajo del pequeño sol el que nos vio águila y también gorrión. Qué hacer con el silencio cuando la cabeza estalla, cómo parar la impotencia de no poder hacer nada. Por qué querer matar a tus hijos es para que duela años la sangre ayer por no querer a la Patria y ahora por quererla demasiado.

Leyes viejas, más genocidas
mal presagio para la vida.

Con la luz llena de sombras y con el sol en sufrimiento
volví a mi casa de rodillas y aquí mis amigos muertos.

En un país enfermo, todas las cartas sobre la mesa
jugamos juegos perversos entre fútbol y guerra.

Sangre de gloria, odio contra amor
dioses y bestias, locura y dolor
abriré las puertas de este vacío
porque el destino me lanzó hacia arriba.

Leyes viejas, más genocidas
mal presagio para la vida.

Insistiré con un mar de rosas
y construiré sobre cenizas.
Tendré un nuevo sueño en mis manos
y lucharé para que sea justicia.

Las mejillas de mis hijos en mis labios
y encontraré en sus ojos un nuevo descanso.

Leyes viejas, más genocidas
mal presagio para la vida.

Leyes viejas, más genocidas
mal presagio para la vida.

Noticias relacionadas

Alejandro Rofman. Situación económica y social a fines de septiembre Perspectivas.  El Indec acaba de proporcionar...
Artemio López. Es probable que el tipo de unidad histórica que planteó Cristina Kirchner para el lapso comprendido...

Compartir en