HACER DONDE NO HAY. La construcción de tejido industrial en las regiones pobres del país.

Ing. Enrique M. Martínez
Existe mucha información sobre los regímenes o sistemas de estímulo a la inversión industrial en la Argentina, tanto de carácter sectorial como regional. Como simple resumen esquemático, se acompaña el texto siguiente, que se puede ampliar a partir de varias fuentes, en particular del trabajo de Altimir, Santamaría y Sourrouille (1966/7). La primera norma de vocación promocional para la actividad industrial se remonta a 1944. Es el Decreto Ley 14630 del gobierno militar de entonces, que no tuvo aplicación alguna, a pesar que fue formalmente vigente durante 14 años, hasta que fue reemplazada por las leyes 14780 y 14781, dictadas en 1958, para incentivar la inversión extranjera y la inversión nacional, respectivamente. En ese período, hubo, además, una ley de promoción de inversiones extranjeras —la 14122 de 1953— que se aplicó a tres casos: la inversión de Fiat para producir tractores; de Mercedes Benz para camiones y colectivos; y de Kaiser para automóviles.

La promoción regional, específicamente, comenzó en 1956, cuando se definió como zona franca todo el territorio nacional al sur del Paralelo 42. Esa decisión sirvió —sorprendentemente— para definir el tipo de instrumento que se utilizaría desde entonces, y hasta el momento, en toda norma de promoción regional: la reducción de impuestos.

Noticias relacionadas

Artemio López. Es probable que el tipo de unidad histórica que planteó Cristina Kirchner para el lapso comprendido...
Emiliano Ruiz Parra. El presidente argentino visitó a su par Andrés Manuel López Obrador para inaugurar un vínculo...

Compartir en