Homenaje a Norberto González (1925-2017)

Alfredo Eric Calcagno * (Especial para sitio IADE-RE) | El autor recuerda a uno de los economistas más consagrados de Argentina y América latina. "Demostró que se puede ser un eximio economista a la vez que excelente persona". 

Cómo era

Norberto González era uno de los mejores economistas argentinos. Su muerte, ocurrida el 14 de enero de 2017, pasó desapercibida. Es que Norberto fue el prototipo del economista consagrado a la defensa de su pueblo y de su patria directa (la Argentina) y su patria grande (América latina). Al mismo tiempo, fue la antítesis del economista del establishment, tanto en lo personal como en lo profesional y lo político. Cuando se juzga a un economista suele privilegiarse su capacidad técnica, e ignorarse qué intereses defendía. Sin embargo, no hay economistas abstractos. En el caso de Norberto González, tuvo excelencia académica, que volcó al servicio de la comunidad y de los países.

En lo personal, estaba absolutamente inmunizado en contra de la vanidad, el poder y el dinero; era sumamente grato en el trato personal y se preocupaba por los demás. En el contacto diario, era lo que en el diccionario de la Real Academia se califica como “caballeroso”, “por su gentileza, desprendimiento, cortesía, nobleza de ánimo u otras cualidades semejantes”.

En lo profesional, jamás se le hubiera ocurrido aprovechar su sabiduría técnica para lucrar en contra de su país y su pueblo. Por lo contrario, dedicó su vida al estudio de la mejor forma de dar bienestar a la población y perfeccionar el manejo económico de los gobiernos latinoamericanos. Fue su tarea en la provincia de Buenos Aires y en la Comisión Económica para América Latina de las Naciones Unidas (CEPAL).

En el plano político, reconocía que la economía es un “arte ministerial de la política”, y siempre defendió los ideales económicos nacionales y populares.  Esa fue la guía de sus trabajos teóricos y actuaciones públicas y privadas, que se fundaban sobre la firmeza ideológica, en el sentido nacional argentino y regional latinoamericano, sobre el desinterés por ventajas personales y la solidez de sus argumentos.

Actividad profesional

Se formó como economista en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y en la London School of Economics.

Como docente, fue Director del Departamento de Economía y Profesor Titular de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, y profesor de Economía en la Facultad de Ingeniería, ambas de la UBA.

Fue director de Investigaciones del Instituto Latinoamericano de Planificación Económica y Social (ILPES), durante diez años; director de la División de Comercio y Desarrollo de la CEPAL (siete años); y Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL (ocho años).

Actividad de gobierno

Norberto González desarrolló dos actividades de gobierno de la mayor importancia.

La primera fue la presidencia de la Junta de Planificación Económica de la provincia de Buenos Aires, entre 1958 y 1960. Fue una institución importante que permitió racionalizar la acción del gobierno, en especial encarar ciertos problemas básicos. Así, entre otros estudios importantes, se trazaron los lineamientos para una reforma fiscal y una reforma agraria; se plantearon soluciones para problemas de la zona inundable de la provincia de Buenos Aires y se fijaron pautas para la mejor asignación de la inversión pública provincial. Además, la presencia del presidente de la Junta en las reuniones de gabinete, permitía participar en las decisiones del gobierno.

Entre marzo de 1985 hasta diciembre de 1987, dirigió la CEPAL, como su Secretario Ejecutivo.

Publicaciones

En cuanto a sus publicaciones, fue el autor (en colaboración con Roberto Tomasini) de la Introducción al estudio del ingreso nacional, publicado en sucesivas ediciones por Eudeba; fue un best-seller que vendió decenas de miles de ejemplares.

Sus estudios académicos, en su casi totalidad fueron institucionales, editados por la CEPAL. Además, con su firma, individual o en colaboración, publicó 32 textos referidos en su mayoría a diversos aspectos del desarrollo económico de América latina.

Homenaje

Quienes fuimos sus amigos de toda la vida y quienes siguieron y valoraron su trayectoria, le rendimos nuestro homenaje. Demostró que se puede ser un eximio economista a la vez que excelente persona, generoso con los demás, honesto profesional y funcionario, y luchar por el bienestar de la comunidad y la independencia nacional y latinoamericana. Norberto González lo logró. Sentimos que su fallecimiento no marca el final de una estirpe; por lo contrario, su ejemplo servirá para reforzar un linaje que la Argentina y América latina necesitan cada vez con más urgencia.

 

* Economista, doctor en Derecho y Ciencias Sociales (Universidad de Buenos Aires) y graduado en el tercer ciclo en Ciencias Políticas (Universidad de París). Forma parte del Comité Editorial de la revista Realidad Económica del IADE.