ARSAT 3 y el fin de la larga noche neoliberal, nada menos.

Luis E. Swim


La noticia largamente esperada se conoció el pasado martes 4: ARSAT e INVAP anunciaron que retomarán el desarrollo y construcción del 3er. satélite geoestacionario de comunicaciones argentino (del cual sus 2 predecesores se encuentranhoy orbitando a 36.000 kilómetros de la Tierra).

INVAP diseñó y fabricó las versiones anteriores, los satélites de comunicaciones ARSAT 1 y ARSAT 2, en órbita, respectivamente, desde Octubre de 2014 y Septiembre de 2015, lanzados desde la base de Kourou, en Guyana francesa, mediante un lanzador Ariane- 5 de la Empresa Aerospace.

Ambas misiones, hoy operativas, brindan servicios de distribución de video y televisión con cobertura de la Argentina y del resto del continente americano, previendo una una misión de 15 años.

Otra política tecnológica

El sentido político y científico-tecnológico de esta decisión del Estado argentino y su impacto, son un evidencia tan clara comocontundente del actual cambio de paradigma:la decisión de ARSAT permitirá revertir completamente la anterior política satelital de Comunicaciones, y retomar el desarrollo de una misión que fuera suspendida en 2016 por el gobierno de Mauricio Macri.

Suspensión que no sólo generó la paralización de un segmento (la producción de satélites de comunicaciones) en el cual la Argentina logró ser muy competitiva a nivel continental, sino que demandó cuantiosas erogaciones al Estado por el alquiler de satélites extranjeros para cubrir áreas que la cancelación del proyecto nacional dejaba vacantes.

Proteger los derechos adquiridos sobre la posición de 81 grados Oeste que había gestionado la administración argentina ante la UIT (Unión Intrenacional de Telecomunicaciones), requirió contratar un satélite extranjero (ASTRA-1H del operador SES) para trasladarlo a dicha posición, a un costo extra de 7 millones de Euros por año.

Más aún, la provisión de servicios satelitales contratados por el gobierno de Macriasatélites extranjeros exige hoy erogar - en concepto de Tasa de Control- el doble del valor resultante por el mismo concepto con los satélites ARSAT-1 y ARSAT-2.

En 2017 la administración de Cambiemos dejó incluso entrever la intención de privatizar ARSAT y ceder directamente su control una empresa de comunicaciones extranjera, en condiciones enormemente ventajosas para esta.

La administración Cambiemos tampoco actualizó el Plan Espacial Nacional desarrollado por CONAE, generando una enorme incertidumbre sobre la continuidad del desarrollo nacional en el rubro satélites de baja órbita(LEO) para aplicaciones científicas, el último de los cuales (SAOCOM 1B), será lanzado en las próximas semanas.

Un Nuevo amanecer: Innovación Tecnológica y Desafíos renovados

Técnicamente, el ARSAT 3 Segunda Generación presenta importantesinnovaciones tecnológicas respecto de las versiones diseñadas una década atrás. Será el primer satélite de alto rendimiento (HTS) producido por la Argentina y tendrá como objetivo principal brindar servicios de banda ancha sobre todo el territorio argentino.

Entre otras ventajas, ARSAT 3 ofrece, comparativamente: • Concepción modular y mayor Versatilidad. • Menor Peso • Mayor Vida Útil • Menores tiempos de transferencia de Órbita • Diseño compacto y liviano,brindando posibilidades de realizar lanzamientos múltiples, con menores costos.

Tanto para ARSAT como para INVAP, la concreción del proyecto ARSAT 3 representa un hecho tan trascendente como desafiante.

El Dr. Pablo Tognetti - Presidente de ARSAT - habló de l“relanzamiento del Plan Satelital, enmarcado en políticas de Estado que promueven el acceso universal a Internet y a las tecnologías de la información como derecho de todos los ciudadanos“…

Por ello, el ARSAT 3 estará dedicado principalmente a Internet, “cubriendo parajes remotos del país (en Cordillera Norte, por ejemplo) para los cuales hacer tendidos de fibra óptica es muy caro o lleva demasiado tiempo, y donde el acceso más efectivo es con conectividad satelital”.

Para INVAP - por su parte - el desafío es mayúsculo: la suspensión de ARSAT-3 y el abandono por parte del gobierno de Cambiemos del Plan Satelital, impulsó a la empresa a buscar alternativas en el exterior para mantener sus capacidades de diseño y fabricación de satélites de comunicaciones. En 2019 formó la JointVenture GSATCOM con TurkishAerospace Industries (TAI) para la construcción y comercialización de satélites de comunicaciones, lo que permitió darle continuidad a esta línea de negocios, con posibilidades ciertas de participación en el mercado europeo.

Elrelanzamiento de la industria satelital argentina que conlleva la decisión de ARSAT y el actual cambio de paradigma exigirán a INVAP recomponer sus equipos de trabajo, para mitigar la pérdida/reconversión de recursos humanos calificados sufrida en estos 4 años.

Una suerte de “reconfiguración inversa” a la que tuviera lugar durante los años de oscuridad neoliberal…

Pero ahora, motivada por nuevos desafíos y negocios vitales para la empresa. No por ello menos compleja, considerando las posibilidades de colaboración tecnológica por parte de la empresa en el área de Defensa – anunciadas por el ministro Rossi- y los importantes contratos de exportación en el área Nuclear (entre ellos, los más relevantes con Holanda y Brasil).

El desarrollo del ARSAT 3 por INVAP y ARSAT, representa también un estímulo para la Industria Argentina, considerando que la construcción de los satélites ARSAT 1-2 Y SAOCOM 1A-1B involucró (entre 2010-2016 ) el aporte de numerosas industrias PYME.

Un verdadero ejemplo virtuoso de la tracción del Estado -a través de su poder de compra- sobre la Industria y el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología que habilita el desarrollo de Temas Estratégicos para el Estado Nacional, que permite la apertura de nuevos mercados internacionales y el ingreso al país de divisas por la exportaciónde productos de alto valor agregado.

 

Motor Económico - 14 de febrero de 2020