Roosevelt, el New Deal y la vía Argentina

Francisco Cholvis
Hoy en la Argentina comienza a tenerse presente el rol de un Estado activo en el proceso económico. Sin embargo, observamos que desde sectores imbuidos del pensamiento neoliberal de los grupos dominantes que impulsó al golpe de Estado de 1976 y que se acentuó en la pasada década del ’90 del siglo XX, con el apoyo de nostálgicos personajes que perdieron el tren de la historia, ahora las critican y postulan reiterar la receta que nos llevó a la crisis de 2001/2002. Marginan la crisis que actualmente ocurre en los países de alto desarrollo y también las dolorosas recetas que sufrirán esos pueblos, por intentar revivir el anarco-capitalismo, y oxigenar el sistema financiero, su núcleo promotor. Las circunstancias que está padeciendo el mundo ante el rotundo fracaso del paradigma del mercado para unos pocos como motor del proceso económico, requiere pensar otros medios o instrumentos de política económica que posibiliten el desarrollo económico y social, y terminen con un orden social injusto.

Como señaló Aldo Ferrer, “el descrédito del canon neoliberal abre nuevas fronteras del pensamiento crítico, tanto en los centros como en la periferia”. El debate sobre las políticas públicas y la función de un Estado activo y promotor del desarrollo ha de ser la clave para salir de la grave crisis global por la que se atraviesa, y que en diversa medida afecta a todos los pueblos del mundo. Pero la crisis no debe ser pagada por los países emergentes. No cabe utilizar recursos públicos para socializar las pérdidas y reflotar a los grandes oligopolios.

Noticias relacionadas

Mónica Peralta Ramos. Hacia fines del siglo pasado, Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional del Presidente...
Artemio López. Es probable que el tipo de unidad histórica que planteó Cristina Kirchner para el lapso comprendido...

Compartir en