¿Quo vadis, América Latina? Las dos caras del nuevo capitalismo latinoamericano

Jorge Katz


Las agendas de investigación y la producción académica de los economistas profesionales se ven muchas veces condicionadas por el entorno económico y sociopolítico en que les toca vivir. Por esa razón resulta peligroso suponer que la economía normalmente se comporta como lo sugiere la teoría dominante, en la que se concibe que el funcionamiento de los grandes agregados económicos refleja un modelo genérico y universal y que solo se ocupa marginalmente de cuestiones específicas al entorno institucional de las naciones en desarrollo. Ello es particularmente cierto cuando consideramos las propuestas de intervención (o no intervención) del Estado en relación con el funcionamiento de la economía.

Es necesario aceptar que la literatura recibida —expuesta en las principales revistas de la disciplina—, la información que difunden los medios periodísticos internacionales y los temas sobre los que debaten los economistas profesionales reciben una gran influencia de lo que ocurre en los países en desarrollo. Solo esporádicamente se examinan los problemas de las naciones en desarrollo y las circunstancias institucionales a las que deben enfrentarse. Subsiste cierta creencia de que las economías periféricas son una versión retrasada de las economías más maduras, y que prefieren no aplicar las normas de mercado que en última instancia les permitirían cerrar la brecha relativa que las separa del mundo desarrollado. Casi nunca se acepta la noción de que en el mundo existen distintas formas de capitalismo, cada una de ellas con un cuadro económico e institucional idiosincrático y singular, que reclama ser comprendido en sus propios términos.

La economía no es una ciencia exacta, creemos algunos, sino una disciplina cargada de información imperfecta, incertidumbre y factores intangibles difíciles de medir. Por esas razones, las diferencias en las reglas del juego y en el comportamiento de los agentes económicos, la manera en que empresas y consumidores reaccionan a las políticas económicas y la forma en que empresas e individuos construyen sus expectativas respecto al futuro se ven profundamente influidas por las circunstancias locales.

⏬ DESCARGAR DOCUMENTO COMPLETO

 

Revista CEPAL Nº 140 - agosto de 2023

Noticias relacionadas

Michelle Williams. ¿Qué falla en la democracia? La pregunta se la hace —y nos la hace— un nuevo libro publicado por...
Paula Klachco. El foro del pensamiento se constituye como un ámbito primordial para entretejer las variadas voces...

Compartir en