“Vestigios de colonialismo que genera humillación”

Por la tarde de ayer, Cristina Fernández de Kirchner puso en funciones a la nueva cúpula de las Fuerzas Armadas y habló de Evo Morales: “El presidente de Bolivia, con su avión militar, presidencial, fue ilegalmente detenido en la vieja Europa, y no lo digo como una frase hecha”, afirmó en Palomar. “La vieja Europa todavía tiene vestigios de un colonialismo que genera humillación al continente sudamericano”, dijo. A esa altura de los acontecimientos, Morales había podido aterrizar en Viena después de la negativa de Portugal, Italia, Francia y España y estaba demorado en Austria a la espera de que Europa le diera vía libre para el sobrevuelo de regreso a Bolivia.

EVO

Ya volví de la Rosada. Olivos, 21:46 hs. Me avisan, Presidente Correa al teléfono. “Rafael? Pasámelo” “Hola, Rafa, como estás?” Me contesta entre enojado y angustiado. “No sabés qué está pasando?” “No, qué pasa?” Yo en babia. Raro, porque siempre estoy atenta... y vigilante. Pero recién había finalizado una reunión. “Cristina. Lo han detenido a Evo con su avión, y no lo dejan salir de Europa”. “Qué? Evo? Evo Morales detenido?” Inmediatamente me viene a la mente su última fotografía, en Rusia, junto a Putin, Nicolás Maduro y otros Jefes de Estado. “Pero qué pasó Rafael?” “Varios países le revocaron el permiso de vuelo y está en Viena”, me contesta. Definitivamente están todos locos. Jefe de Estado y su avión tiene inmunidad total. No puede ser este grado de impunidad. Rafael me dice que va a llamar urgente a Ollanta Humala para reunión urgente UNASUR.

Bloqueo internacional a presidente de Bolivia

Como un reguero de pólvora, el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, volvió a ser noticia de primera plana a nivel internacional: hace siete años el “primer presidente indígena” del continente realizaba una gira por varios países del mundo y en las últimas horas fue “secuestrado” o retenido porque cuatro países europeos impidieron que el avión presidencial, en pleno vuelo, utilice su espacio aéreo.

“Sin tensión no hay revolución”

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, visitó el país para recibir una distinción académica en la Universidad de La Plata. Antes, explicó en el Centro Cultural de la Cooperación que las críticas a su gobierno por parte de algunos sectores indígenas, ambientales y de la COB son bienvenidas por el presidente Evo Morales.

Un largo vallado ubicado a media mañana del último jueves sobre la vereda de la avenida Corrientes en el tramo donde están las salas de teatro más exitosas confundía a los transeúntes que a esa hora del día sólo suelen buscar la boca de un subte o una oferta de saldo en alguna librería.

Manifiesto de la Isla del Sol

Hermanas y hermanos: deseo expresar mi sorpresa por esta gran concentración que reúne, hoy, en esta Isla del Sol, a hermanas y hermanos que vienen del Abya Yala, de América, de Europa, de África y de Asia.

Saludo a nuestro vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, al vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens Acevedo, al ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Ernesto Villegas, y a las viceministras de Venezuela para América Latina y el Caribe, Verónica Guerrero, y para América del Norte, Claudia Salerno; al ministro de Cultura de Cuba, Rafael Bernal Alemany, a los ministros y ministras, a los embajadores y embajadoras de Bolivia, de toda América, de Asia y de Europa.

Comportamientos sociales en escenarios inflacionarios

Bolivia saltó a la fama internacional en el periodo 1982-1985, no por haber sido escenario de un nuevo golpe de estado, sino por cifras inflacionarias que oscilaron entre 8.000 y 22.000 por ciento anual.

El discurso de la nueva derecha, a través de los medios masivos de comunicación, penetró hondamente en la conciencia de muchos segmentos de la sociedad, sobredimensionando la memoria de la hiperinflación, en un marco democrático curiosamente adecuado a las necesidades de autoritarismo económico que no privilegia las necesidades de la mayoría.

Discurso de Evo Morales en la Asamblea de la OEA

Hermano Álvaro García Linera, Vicepresidente del Estado Plurinacional; hermano Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos; hermano Canciller de Bolivia, a todas y a todos cancilleres y representantes de los Estados de Abya Yala, ahora llamada América; a todo el equipo de trabajo del Secretario General de la OEA, a países observadores, a organismos internacionales; a todas las autoridades de la estructura del Estado Plurinacional, las embajadoras, embajadores, al Mando Militar, al Mando Policial; agregados militares, policiales; a los movimientos sociales del campo y de la ciudad, obreros, originarios, estudiantes (APLAUSOS), a todas las fuerzas sociales de Latinoamérica.

Bueno, primero, sorprendido por la gran visita de la comunidad internacional a esta 42 Asamblea Ordinaria de la Organización de Estados Americanos, bienvenidos a Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia.

Quiero decirles brevemente que este evento es histórico e inédito, porque hace 33 años, 1979, en la primera Asamblea de la OEA en Bolivia, que por imposiciones externas y por obediencia interna le recibía y le despedía a la OEA con tanques, fusiles, mediante el golpe militar fascista que se produjo en aquellos tiempos. Ahora el pueblo boliviano, especialmente los movimientos sociales, les recibe con mucha alegría, fiesta y esperanza a este organismo internacional de América.