Buenos Aires: el puerto nacional

Jorge Francisco Cholvis


Este texto fue escrito por Jorge Cholvis publicado en el libro “Anuario Puerto Buenos Aires. 2010”, editado por Anuario Portuario Marítimo y realiza un breve recorrido histórico sobre el Puerto de Buenos Aires y su relación con el resto del país.

Juan de Garay en la 2ª fundación de Buenos Aires enarboló como lema que es necesario “se abran las puertas de la tierra y el suelo florezca, que sus frutos sirvan a su pueblo y otros pueblos de la Tierra”. Ese también era el destino útil que tendría el puerto. Sin embargo, hasta 1770 se habían presentado más de 60 proyectos de puertos y malecones, fuera del Riachuelo sobre la ribera de la ciudad, pero no tuvieron mayor éxito y Buenos Aires siguió creciendo con un extraño designio: ser una ciudad portuaria sin un real puerto. Así es que hacia 1880 el Puerto contaba sólo con tres espigones; más que muelles se trataba de escolleras que sólo permitían el atraque de barcos pequeños o medianos.

Sin embargo, antes que la ciudad de Buenos Aires sea declarada Capital Federal, el Estado Nacional ya había adoptado la decisión de construir el puerto a su cargo, y a esos efectos había realizado estudios, autorizado empréstitos y contratado ingenieros para hacer el proyecto. Fue el 22 de diciembre de 1884 cuando el Presidente Roca firmó el contrato con Eduardo Madero, “para la construcción de las obras del Puerto de la Capital de la República”. En el singular acto firmaron como testigos los ex Presidentes Bartolomé Mitre, Domingo F. Sarmiento y Nicolás Avellaneda; el mismo también fue suscripto por el Ministro del Interior, Bernardo de Irigoyen. Este contrato está considerado como uno de los pocos documentos oficiales que poseen la firma de cuatro presidentes de la Nación.

> DESCARGAR DOCUMENTO COMPLETO

 

mayo de 2021

Noticias relacionadas

Esta Mesa reitera el fuerte reclamo para que el Gobierno Nacional habilite un diálogo con los...
Luego de haber descalificado a tres de cuatro oferentes, la Administración General de Puertos...

Compartir en