“Una victoria de Syriza en Grecia significará una ruptura del statu quo europeo”

Entrevista a Alexis Charitsis
Confirmadas las elecciones legislativas anticipadas que tendrán lugar en los próximos días en Grecia, la revista francesa Regards entrevistó a Alexis Charitsis, miembro de Secretariado de Syriza, quien explicó el desafío que enfrenta su partido al confrontar con el programa de austeridad y el pensamiento neoliberal que comandan hoy la Unión Europea.

En Grecia, El primer ministro Antonis Samaras no consiguió la elección de un Presidente de la República, lo que determinó la convocatoria unas cruciales elecciones legislativas. Los sondeos dan como ganador a Syriza. Un cierto estado de pánico se ha apoderado de las Instituciones de la Troica - Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo monetario internacional - cuyas políticas de austeridad provocaron estragos económicos y sociales. Para comprender mejor cómo Syriza considera este desafío fundamental y se prepara para la prueba del poder, interrogamos a Alexis Charitsis, miembro de su Secretariado, quien advierte sobre el impacto que tendrá esta eventual victoria sobre toda la Unión Europea.

Regards: ¿Cómo Syriza aborda estas elecciones, en un contexto donde las intenciones de voto son muy favorables para el partido?

Alexis Charitsis: Desde hace largo tiempo Syriza ha planteado la necesidad de elecciones generales como prioridad de su programa político. No solamente para derribar el gobierno y tomar el poder, sino como el único medio democrático para poner fin a la desastrosa política de austeridad que ha sido la piedra angular de la administración actual. Las elecciones son ahora más inminentes que nunca y Syriza tiene una ocasión única de ganarlas. Es el sentimiento dominante en la opinión pública en este momento. Independientemente de sus posiciones políticas, casi todo el mundo imagina que Syriza llegará a ser pronto el próximo gobierno de Grecia. Un nuevo gobierno de izquierda de Syriza anulará los memorándum y comenzará un proceso de negociaciones serias con nuestros colegas europeos en relación a la cuestión de la deuda. No obstante, dada la situación extrema social y económica en la que se encuentra el país, aunque Syriza obtenga la mayoría absoluta en el Parlamento, lo que es un objetivo fundamental, el gobierno de Syriza hará todos los esfuerzos posibles para construir una amplia mayoría política y social con el fin de reforzar el gobierno en contra de las reacciones esperadas del establishment político y económico actual.

Regards: ¿cómo la derecha va a intentar ganarles?

Alexis: El partido de derecha Nueva democracia seguirá la misma estrategia que ya utilizó durante la campaña electoral de 2012. En lugar de comprometerse en una discusión política profunda sobre los efectos de su política en la sociedad griega y las alternativas que deberían ser seguidas, va a tratar de cultivar un clima de miedo en la población, sobre la “catástrofe” que nos espera si Syriza es electo. Como ya ocurrió la vez anterior, los medios de comunicación tradicionales y las principales personalidades económicas se van a lanzar a sostener este punto de vista. Pero 2015 no es 2012. La experiencia ayuda, la gente en su mayoría se da cuenta, ahora, que la principal cosa que deben temer es la continuidad de la política de austeridad actual y no el programa de Syriza de reconstrucción productiva e institucional a favor de la mayor parte de la sociedad. La política del miedo será el último recurso infructuoso de un sistema político en derrota. Syriza no se batirá sobre este terreno. Vamos a afirmar positivamente nuestras propuestas y preparar, junto con la sociedad, el programa de transformación social, económica y medioambiental.

Regards: ¿Qué balance haces de la política de la Troica y del gobierno griego?

Alexis: El programa de la Troica y del gobierno griego ha sido un fracaso presupuestario total, con consecuencias sociales devastadoras. Ellos mismos debieron admitirlo en las evaluaciones periódicas que han efectuado. Pero el fracaso del programa del memorándum sobre el plan financiero no debe tapar el hecho de que tuvo éxito en sus objetivos estructurales, a saber: la creación de toda una nueva realidad económica y social donde la degradación del trabajo y del medioambiente, la destrucción del estado de bienestar y la centralización de la producción son concebidos no como una condición provisional atada a la crisis, sino como una nueva ley permanente. Como nosotros lo habíamos dicho desde el comienzo de la crisis, Grecia fue utilizada como un conejillo de Indias, los otros países periféricos de la zona del euro siguieron un poco después. Un parámetro esencial escapó, sin embargo, a los diseñadores de este plan consideramos una victoria de Syriza en las elecciones que vienen como un simple cambio de gobierno a Grecia, sino como una ruptura general del statu quo político n: la imposición de un plan semejante a la sociedad es de una gran violencia política, psicológica y física. Este tipo artificial de construcción de un “consenso” ciertamente no puede ser sostenible a largo plazo.

Regards: Syriza tiene una responsabilidad considerable: la de proponer al pueblo griego y a la Unión Europea un programa que constituye un camino verdaderamente alternativo y realista. ¿En qué consiste?

Alexis: Consideramos que nuestra consigna “Una derrota en Grecia, un mensaje a Europa” simplemente no es un mensaje de comunicación, sino que constituye un mensaje político muy importante. La formación de un gobierno de izquierda en Grecia constituirá un cambio de dimensiones históricas que tendrá repercusiones muy importantes en el rechazo de las políticas neoliberales a escala europea. El programa económico de Syriza reposa en tres pilares principales: hacer frente a la crisis humanitaria; reestructurar la producción; reformar el Estado. Sus principales elementos van en oposición de la política del gobierno tanto en lo que concierne a los objetivos, a los medios como a las condiciones de realización de la reconstrucción productiva. Así, el programa de Syriza pone como condición previa la interrupción inmediata de la austeridad presupuestaria y la redistribución de las rentas. Reposa sobre mejorar la situación del trabajo. Prevé la protección y la rehabilitación de los bienes y de la propiedad pública. Él utiliza al Estado como una palanca para el desarrollo en el marco de la regulación social y medioambiental, y como garante de la inversión privada. Considera al mismo tiempo que esto es inseparable de una transformación radical del Estado, que es en cierto modo una condición previa. El programa de Syriza también protege a las Pequeñas y medianas empresas, como herramienta clave para el desarrollo del crecimiento de la innovación y del empleo. Prevé favorecer el pluralismo en la producción de bienes y de servicios en oposición al "monocultivo" del sector privado, impuesto por la política neoliberal actual. Y particularmente promover los principios y los valores de la economía social y solidaria como un medio de reforma socioeconómica radical.

Regards: La reforma del Estado dirigida por el gobierno y la Troica es desastrosa. Pero la situación de partida lo era también…

Alexis: A causa de la gran destrucción económica de los cinco últimos años (pérdida del 25 % del PIB, la tasa de desempleo oficial a una tasa sin precedentes del 28 %) la reactivación de la economía es una prioridad crucial. Pero este objetivo no debe ser interpretado en ningún caso como un retorno a la situación previa al Memorándum. Esto no es posible ni deseable. La respuesta a las políticas de austeridad comienza por un tratamiento a la crisis humanitaria y a las necesidades más urgentes de la población, pero plantea también la cuestión crucial de la transformación de las relaciones de producción, la reorganización de la producción, de las estructuras y de los agentes económicos y sobre todo la redistribución de los recursos, materiales y humanas.

Regards: Syriza ya lanzó una vasta campaña para crear alianzas en toda la Europa ¿cuáles son vuestras prioridades en la materia?

Alexis: El desarrollo capitalista neoliberal de la economía griega de las últimas décadas colocó y consolidó las estructuras, instituciones, las reglas formales e informales y las concepciones donde la destrucción es una condición previa para la salida efectiva de la crisis en favor de las fuerzas de trabajo. Las principales dificultades a que un gobierno de la izquierda deberá hacer frente son aquellas ligadas a los mecanismos históricos de funcionamiento de la economía griega, tales como su sistema fiscal, su marco institucional, su modo de administración pública, etc. Pero después de dos décadas de propaganda neoliberal, habrá que también enfrentarse con el desprecio de los medios públicos y sociales de la organización de la economía, interiorizados por una gran parte de la sociedad griega. La participación de la sociedad organizada en la concepción, la puesta en marcha y el seguimiento de nuestro plan es pues un desafío mayor. La participación popular y el control social por las comunidades locales, la promoción del papel de los trabajadores y de los sindicatos en la toma de decisiones y en el control de la economía a través de la puesta en funciones de colectivos sociales y locales, serán necesarios para que la noción de “desarrollo” involucre a toda la sociedad y no solamente a los privilegiados. Queremos reforzar las consultas públicas, los referéndums, los comités permanentes de auditoría, los consejos obreros que son tanto instituciones que permiten cultivar una “nueva ética” de promoción de los valores de la solidaridad, como del sentido de la colectividad y de la dignidad por oposición a los valores del mercado del neoliberalismo.

Regars: El cambio de política en Grecia corre peligro de quedar bloqueado por Europa. ¿Cómo podemos enfrentarnos desde ahora con este problema?

Alexis: Nosotros no consideramos una victoria de Syriza en las elecciones que vienen como un simple cambio de gobierno a Grecia, sino como una ruptura general del statu quo político. Desde luego, no somos los únicos que pensamos en esto. Las fuerzas neoliberales dominantes en Europa probablemente tendrán la misma percepción de un gobierno de Syriza. No sólo porque éste pondrá en obra un programa que se diferencia por posición al suyo, sino que también porque tal precedente podría ser muy peligroso para el futuro de las políticas de austeridad en Europa. Al mismo tiempo, las cosas parecen haber comenzado a cambiar en la manera en que los pueblos europeos y, hasta parte del establishment económico y político, perciben esta crisis, no como una particularidad griega sino como un problema estructural de la Unión monetaria, que pone en peligro a la Unión Europea en su conjunto. En este espíritu, Syriza ya lanzó una amplia campaña para crear alianzas en toda la Europa con fuerzas políticas y sociales, que necesariamente no están de acuerdo con el conjunto de nuestro programa, pero que perciben la urgencia de un cambio radical de las políticas en el ámbito europeo. El apoyo internacional (basado en los valores de la solidaridad y de la reciprocidad) del gobierno de Syriza, en sus esfuerzos para crear un nuevo paradigma político para el beneficio de la mayoría social de Europa, es en efecto esencial al éxito de nuestro proyecto.

Alexis Charitsis es ingeniero, especializado en energías renovables y miembro del Secretariado de Syriza.

Sinpermiso - 4 de enero de 2015

Noticias relacionadas

Oscar Laborde. Luego del triunfo de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales de Venezuela en 1998 accedieron...
Antonio Lorca Siero. Pese a los avances, en las modernas sociedades la función política de sus ciudadanos está...

Compartir en