Un Estado para el desarrollo productivo

En la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se realizó el seminario “Políticas Públicas para un Estado democrático y popular”. La iniciativa contó con la participacion de distintos dirigentes sindicales y la exposición de Marisa Duarte, presidenta del IADE.

El rol productivo del Estado, el desarrollo industrial, la reactivación del mercado interno, el control de la política financiera y monetaria, el papel de los trabajadores en la reconstrucción de las áreas afectadas durante el macrismo, entre otros, fueron los temas que se discutieron en el seminario “Políticas Públicas para un Estado democrático y popular” que se desarrolló en la sede de la Asociación Trabajadores del Estado.

En el primer panel sobre “Estado y producción”, el titular del sindicato anfitrión, Hugo Cachorro Godoy,  advirtió que “este estado de catástrofe en que se encuentra nuestra sociedad también muestra las debilidades del sistema democrático”, y valoró: “Si somos capaces de estar echando a Macri, es producto de que nuestro pueblo y nuestras organizaciones resistimos y luchamos desde el primer día, y fuimos capaces de irnos uniendo”.

“Estamos convencidos que estas ideas que nos unen a los trabajadores deben articularse en estrategias para fortalecer un Estado para el desarrollo productivo, el fortalecimiento del mercado interno y la justa distribución de la riqueza”, aseguró el secretario General de ATE.

Por otra parte, Godoy destacó la articulación de distintos sectores sociales y políticos para enfrentar el ajuste sobre la clase obrera impuesto por el gobierno de Macri, y alertó que “ahora viene la parte más difícil de esa unidad: unirse en la resistencia para defenderse es más fácil que unirse en la propuesta y en la capacidad de recuperar la iniciativa política y la ofensiva”.

“Hace 4 años estos debates tenían la característica de unirnos para demostrar que había un pensamiento diferente, hoy unirnos en torno de estos debates es demostrar la capacidad que tengamos desde nuestras organizaciones populares en pensamiento y para promover acciones».

Las luchas de los trabajadores y las trabajadoras en áreas productivas del Estado como los puertos la producción de energía, la minería, la producción para la defensa, entre otros, también ocuparon espacio en el primer panel de la jornada.

“Hay que recuperar el rol productivo del Estado, hay que terminar con la falacia de que se podía controlar la inflación por reducción de circulante, reducción del salario y del consumo, es una mentira del neoliberalismo”, concluyó Godoy.

Luego, Eduardo “Vasco” Murúa, del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, sentenció: “En un país totalmente rico, la discusión solamente es la distribución, convertir los derechos declarativos de la constitución en operativos, para que eso obligue a todo el Estado a cumplirlos, y sino que vayan presos, o que se vayan del gobierno".

El secretario General de Foetra, Osvaldo Iadarola alertó, entre otras cuestiones, que nuestro país es “la segunda reserva de litio en el mundo, pero si no discutimos que esa explotación la hace una transaccional y a nosotros nos da el 2%, no nos sirve para nada”.

“Los sindicatos tenemos que ganar las calles para presionar con propuestas y tocar en los lugares centrales del poder donde se definen las cosas”, lanzó el dirigente telefónico.

Más tarde Pablo Bressano, presidente de la Confederación General Económica regional Metropolitana, detallo que si “El grupo que representa el 45% del PBI, concentra el 80% de la mano de obra, ahí empieza el problema salarial: Si hay mayor concentración económica hay menor cantidad de puestos de trabajo, y eso a lo único que nos lleva a es que no podamos vivir en justicia y en paz”.

“El camino es globalizar la solidaridad en lugar de la indiferencia, tenemos que entender que todo el empresariado nacional, todos los trabajadores formalizados o no, todos tenemos el mismo destino”, dijo Bressano.

Por último, la presidenta del Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE), Marisa Duarte, hablo sobre la importancia de discutir la deuda y la fuga: “Ese reencauzar hacia el desarrollo implica, en primer lugar, que vamos a hacer con la deuda, y esto no hay que entregarlo, porque no es un problema solo económico, sino también jurídico, que atañe a las relaciones diplomáticas de nuestro país con el resto, es un problema de distribución del poder, y vamos a terminar seguramente con un señor Singer liquidando desesperadamente a generaciones de argentinos para ver cuánto hay que pagar”.

 

 

Fuente: Redacción Canal Abierto.