Pidieron avanzar en una "reforma agraria" en un foro de organizaciones sociales


Reforma agraria integral y popular que garantice el acceso a la tierra a millones de pequeños productores", "cambiar el modelo de producción para avanzar hacia la agroecología", "políticas públicas para los pequeños campesinos, porque el gobierno de Mauricio Macri tiene abandonado a este sector del campo".

Con esas proclamas, entre otras, esta semana se realizó en el microestadio de Ferro el primer Foro Agrario y Popular. Allí confluyeron unas 4000 personas, desde pequeños productores, campesinos, organizaciones sociales, trabajadores de la agricultura familiar, entre otros. El objetivo fue avanzar hacia un programa agrario con esos ejes.

En el encuentro, donde se hicieron paneles de debate, talleres y comisiones de trabajo, hubo no solo cuestionamientos al modelo productivo actual, basado en la producción con insumos para sostener la producción y el abastecimiento de alimentos, y un pedido de reforma agraria, sino también reclamos contra el Gobierno por lo que, según los distintos oradores, no hay políticas para los productores más chicos.

"Queremos acceso a la tierra; cambiar el modelo de producción para avanzar hacia la agroecología; queremos que el Congreso apruebe el proyecto de ley de protección de cinturones verdes productivos; y políticas públicas para los pequeños campesinos, porque el gobierno de Mauricio Macri tiene abandonado a este sector del campo", dijo Marcelino Bedoya, del Movimiento de Trabajadores Excluidos MTE-Rural en el Sur Cebollero.

El MTE es una organización social que, entre otras acciones, fundó la Federación Argentina de Cartoneros (Faccyr) y forma parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), entidad esta última de la cual es referente el dirigente Juan Grabois.

La misma CTEP se pronunció sobre el evento en Ferro. "Los trabajadores y las trabajadoras rurales son un actor fundamental y responsables de producir la mayoría de los alimentos que consume el pueblo. Exigimos políticas que estén orientadas a garantizar la calidad de vida de ellos y ellas, y de su producción. Mientras las grandes corporaciones de alimento producen alimento para 400 millones de personas y no dan respuesta a los 45 millones de argentinos y argentinas, nuestras compañeras y compañeros lo están haciendo con su trabajo", dijo Esteban Gringo Castro, secretario general de la CTEP.

La agenda de la agricultura familiar, la suba de los costos para producir y los alquileres que deben enfrentar campesinos que no tienen tierras estuvieron entre los temas que cruzaron el encuentro.

Según difundió el MTE, en el encuentro se convocó "desde la unidad, un programa que contemple la necesidad de una reforma agraria integral y popular que garantice el acceso a la tierra a millones de pequeños productores. Que, a su vez, con el impulso de la agroecología, elimine uno de los factores que nos esclaviza bajo pautas productivas dictadas por las grandes corporaciones internacionales. De esta manera se beneficiará al conjunto de la sociedad con alimentos más sanos y económicos".

 

La Nación - 9 de mayo de 2019