Dossier: Cultura, medios y poder

Dinero que se pesa en lugar de ser contado para dar una idea de la aparente exuberancia de la cantidad, inundaciones que tienen como único culpable a la lluvia en lugar de investigar responsabilidades para resolver las verdadera causas de la tragedia y un número de víctimas que crece o decrece de acuerdo a las oportunidades, obras realizadas a las que se le buscan coimas que se dan por establecidas de antemano, sospechas que se echan a rodar para levantar la indignación general, supuestos sobre supuestos: el rol del periodismo está bastante tergiversado.

El primer canal de televisión abierta realizado por los pueblos originarios

Pablo García hacía diez años que trabajaba desde el género documental la problemática de los pueblos mapuches cuando quedó al frente del armado del Canal CN23. Una de sus primeras medidas, cuando el canal no tenía aún oficinas y las reuniones y los primeros videos se realizaban en su casa, fue contratar a cuatro comunicadores mapuches para que al menos una vez por semana se difundiera información sobre los pueblos originarios. Lo siguiente fue ayudar al resto de los comunicadores del canal a entender la importancia de la inclusión. Alejado hoy de CN23, García está al frente del armado de Wall Kintun TV, señal que por ahora sólo se verá en Bariloche.

Ley de medios, Iglesia y el 7D

Entrevista a Fortunato Mallimacci, sociólogo. El investigador y ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires analizó la posición de la cúpula de la Iglesia Católica frente al 7/D. El último documento del Episcopado, la respuesta de los Curas en la Opción por los Pobres y la relación de los obispos con los medios y el poder económico.

Quiénes son los dueños de los grandes medios

La discusión sobre quiénes están detrás de las corporaciones mediáticas es global. La lógica financiera impacta de lleno en la propiedad y el discurso de los medios.

Tal fue en estos años el avance del poderío de los grandes medios que algunos afirman que constituyen el segundo poder y no el cuarto como tradicionalmente se lo llamaba. Eso sí, los que sostienen esa mirada, como Ignacio Ramonet, afirman que el primer poder es el financiero. El jueves pasado, en plena tarea al frente de la redacción del periódico parisino Le Monde, se descompuso su director, Erik Izraelewicz, quien al rato murió en una clínica. La lamentable muerte del periodista de 58 años tuvo una despedida que, al menos, resulta curiosa.

Servicios de Comunicación Audiovisual

Artículo 1º

El destino de la presente ley atiende a la previsión legal de los servicios de comunicación audiovisual como una realidad más abarcativa que la restringida emergente del concepto de radiodifusión, toda vez que las tendencias legiferantes en el conjunto de los países no solo se dedican a contemplar a las instancias destinadas a las condiciones de los medios en tanto emisores últimos frente al público, sino también otras circunstancias de orden de políticas públicas regulatorias y de promoción del derecho a la información y al aprovechamiento y alfabetización tecnológica superando los criterios basados en la sola previsión del soporte técnico.

Latifundios mediáticos

El prestigioso analista internacional Ignacio Ramonet, director de la edición española de Le Monde Diplomatique, explica en esta entrevista por qué los grandes pool de medios regionales han decidido ponerle punto final a la continuidad política de los gobiernos progresistas latinoamericanos. Además, el escritor español advierte que internet está sepultando definitivamente la forma tradicional de hacer periodismo y que dicho fenómeno no tiene vuelta atrás.

El poder de comunicar

Más de 2.300 millones de personas leen al menos un periódico al día. A ellas hay que sumar los que ven la televisión, escuchan la radio o se informan a través de la red. Tan sólo los españoles consumen de media más de seis horas al día delante de algún medio de comunicación, incluyendo Internet. Por ello, se dice que vivimos en la “sociedad de la información”. Sin embargo, también en la información, unos somos más iguales que otros.

El control de lo que vemos, oímos y leemos

En los últimos años se ha producido en Estados Unidos un avance espectacular en la monopolización de los medios. Se puede tomar como punto de partida de este proceso la Ley de Telecomunicaciones (“Telecommunications Act”) de 1996. Esta ley levantó las restricciones que existían sobre la propiedad de estaciones de radio. Con anterioridad a esa fecha, una compañía sólo podía ser propietaria de dos emisoras de radio AM y dos FM dentro del mismo mercado y no más de 40 a escala nacional. Con el cese de esta limitación se desató una ola de consolidaciones.