Más precarizadas y con menores salarios

Julia Strada, Eva Sacco, Débora Ascencio, Gabriela Cabanillas, Nayla Bosch

 

Las desigualdades económicas que afectan a las mujeres constituyen una de las grandes motivaciones que nos llevan a movilizarnos el próximo 8M de 2018, en el paro internacional de mujeres.

El presente informe se propone sistematizar las principales desigualdades de género en la economía argentina a la luz de las transformaciones en la etapa reciente, proponiendo al mismo tiempo una agenda de políticas públicas.

En una primera parte, analizamos el origen de la brecha de ingresos entre varones y mujeres. Desde el sentido común, generalmente se asocia esta problemática a la discriminación en la remuneración obtenida entre varones y mujeres, a igual tarea realizada. Sin embargo, existen una serie de factores de profunda raigambre social que explican la existencia de la brecha de ingresos: la desigual distribución entre trabajo productivo y reproductivo, la mayor inserción de las mujeres en empleo no registrados y la penalización en la remuneración de las profesiones asociadas al cuidado y fuertemente feminizadas.

En un segundo apartado, analizamos la feminización de la pobreza, muy vinculada a la maternidad y particularmente acentuada en los hogares monoparentales, donde la mayoría tiene mujeres al frente. Por último, examinamos dos fenómenos asociados al consumo desde una perspectiva de género: costos diferenciales asociados al ciclo reproductivo femenino y pink tax (impuesto rosa) en productos similares para varones y mujeres.

> CONTINUAR LEYENDO Y DESCARGAR INFORME COMPLETO

 

Centro de Economía Política Argentina (CEPA) - marzo de 2018