La verdadera herencia

Jorge Molinero

 

Desde que asumió el gobierno de Cambiemos se ha propuesto ocultar sus intenciones y políticas antipopulares aludiendo a “la pesada herencia” que le habrían dejado los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Sin embargo los problemas actuales son el resultado del cambio de políticas que implementó el macrismo, tanto en lo económico como lo social, lo internacional, cultural, derechos humanos y otros campos. Son políticas que las mayorías están sintiendo cada vez más en sus bolsillos, en su ocupación, en sus derechos, y en las ilusiones traicionadas de muchos de los que lo votaron de buena fe.

Haremos - en el breve espacio de un artículo periodístico - un recorrido por los principales logros de los gobiernos de Néstor y Cristina, algunas de las innumerables batallas dadas, los triunfos y las derrotas.

Un comienzo complicado

Duhalde busca salir del atolladero de la crisis de la Convertibilidad llamando a elecciones para 2003 donde ganó Menem con el 24,45 % y segundo el casi desconocido Néstor Kirchner con 22,24 %. Menem se negó a competir en el ballotage. Hubiese sido duramente derrotado pero le negó ese triunfo inicial a un candidato que tendría que manejarse con muy poca fuerza propia dentro un conjunto de gobernadores, intendentes, diputados y senadores justicialistas que respondían a distintos liderazgos dentro del movimiento peronista. Nadie comenzó con menos fuerza propia.  

> CONTINUAR LEYENDO Y DESCARGAR TEXTO COMPLETO