La resaca de la deuda global

Michael Roberts

 

El legado de la crisis financiera global y de la Gran Recesión ha dejado una enorme montaña de deuda global que pesa sobre la economía capitalista mundial.  Esta deuda es un factor importante , junto con el bajo nivel de rentabilidad del capital, en las principales economías y está generando lo que he llamado la Larga Depresión desde el año 2009.

El crecimiento global ha sido muy inferior a la tendencia pre-crisis y el crecimiento del comercio mundial se ha paralizado.

Si las empresas sufren la baja rentabilidad de sus inversiones y todavía tienen grandes deudas que liquidar o pagar, no estarán dispuestas a invertir más. Si los gobiernos están lastrados con altas deudas como resultado del rescate de los bancos y el desempleo y las prestaciones de seguridad social se mantienen altos, recortan la inversión pública. Si los hogares todavía se ven agravados con grandes hipotecas, no van a gastar más, sino ahorrar. Todo esto se suma a la escasa inversión, los bajos salarios y el débil crecimiento del empleo.

El único mecanismo de salvación es que los bancos centrales han recortado las tasas de interés globales hasta cero (o incluso negativas), de modo que el servicio de la deuda es barato y el crédito barato puede ser utilizado por las empresas para recomprar acciones, pagar dividendos y especular en bonos y valores mercantiles; Así que los gobiernos pagan el servicio de sus bonos y piden más crédito; y los hogares pagan sus hipotecas y contraer deudas con sus tarjetas de crédito.

 

Sinpermiso - 14 de octubre de 2016