Ingallinella, UN HOMBRE

Osvaldo, Aguirre
El 16 de junio de 1955 aviones de la Marina bombardearon la Plaza de Mayo como parte de un plan para derrocar al presidente Juan Domingo Perón. Ese mismo día, en Rosario, circuló un volante de condena al hecho que provocó al menos 300 muertos. La policía aprovechó la circunstancia para hacer una razzia, dirigida precisamente contra quienes se solidarizaban con las víctimas y en particular con el autor del volante, Juan Ingallinella, un médico de 42 años, dirigente del Partido Comunista. Ingallinella murió por efectos de la tortura en la Jefatura de Policía de Rosario y se convirtió en un desaparecido. El reclamo por la investigación de los hechos movilizó al conjunto de la sociedad y se convirtió en un hito en la historia política argentina. Ingallinella. Un hombre reconstruye la historia del secuestro y desaparición del médico y militante, las circunstancias de su muerte y la posterior movilización en busca de verdad y justicia, a partir de documentos inéditos y del testimonio de familiares, amigos y compañeros de militancia del dirigente comunista.

A continuación, compartimos tanto el prólogo como la nota preliminar y la presentación del libro

Julio 2015