Un satélite para mi país

Para superar los péndulos productivos y distributivos que han caracterizado la historia económica argentina, el nuevo gobierno deberá resolver la falsa antinomia entre recursos naturales, industria y servicios. Países como Canadá, Finlandia o Dinamarca confirman que es posible congeniar los tres sectores exitosamente.

Sin industria no hay recuperación

“Sin industria no hay nación” reza el slogan de la Unión Industrial Argentina (UIA), la mayor institución gremial empresaria del país y parte del G6. Profundizar sobre ese slogan requeriría un espacio mucho más extenso que el alcance de esta nota que usted, lector, estará scrolleando en el colectivo o en la oficina. Lo que si podemos precisar en esta columna es que sin industria no hay recuperación sostenible que sea posible para esta Argentina en crisis. 

Ansiedad en el círculo rojo

 

Acababa de escuchar al presidente Mauricio Macri en el cierre de la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), el 22 de noviembre, y soltó una palabra: “Angustia”. Así describió el ánimo de los empresarios manufactureros uno de sus principales representantes. “Hay diálogo permanente con el Gobierno, ellos pusieron en marcha una ley pyme que era idea nuestra, esperamos que ahora le dé bomba al consumo, las obras públicas, Vaca Muerta, pero estamos cumpliendo el quinto año sin crear empleo, hay recesión, tenés el efecto Trump, la crisis de Brasil, la amenaza de China. 

ABC del Litio Sudamericano

Desde hace algunos años, la prensa masiva señala con creciente interés que los salares de Argentina, Bolivia y Chile contienen más de dos tercios de las reservas mundiales de litio, “el metal más liviano de la tabla periódica”. Gracias a sus especiales propiedades físico-químicas —nos explican con variable precisión—, el litio permite la producción de modernas baterías recargables, utilizadas por casi toda la electrónica portátil y, lo más importante, por los nuevos vehículos eléctricos en pleno desarrollo tecnológico.

Geopolítica del litio

Este libro sobre la "cuestión litio" parte de una visión integrada, está basado en trabajo de campo y es llevado adelante de manera colectiva por un grupo de investigación. A su vez, también es un texto exploratorio e inaugural que invita a la apertura de nuevos interrogantes, sobre todo considerando las perspectivas que se abren para con el recurso.

En los cuatro capítulos de esta publicación se abordan las diferentes dimensiones problemáticas que, entendimos, sirven para construir una mirada completa referida a la "cuestión litio".

Nuevos principios de la estrategia industrial

La industria ha vuelto a ocupar, merecidamente, el centro del debate sobre el desarrollo económico argentino. Constituye, en efecto, la cuestión dominante, por dos razones principales. Por un lado, porque la construcción del sistema nacional de ciencia y tecnología requiere el desarrollo de las industrias que operan en la frontera del conocimiento. Por el otro, porque el déficit en el comercio internacional de manufacturas de origen industrial (DMOI) es la causa dominante de la insuficiencia de divisas, vale decir, la restricción externa. Este es el principal obstáculo al crecimiento de la inversión, la producción y el empleo y el disparador del ciclo de contención y arranque (stop & go) de la actividad económica. Crea, asimismo, expectativas negativas que impulsan la fuga de capitales y la inflación.