“el desafío es decidir desde que visión de país resolvemos los desequilibrios económicos”

De cara al balotaje que definirá un nuevo gobierno el próximo 22 de noviembre, el Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE) realiza este jueves una charla debate que contará con la presencia del economista y ex embajador argentino en Francia, Aldo Ferrer y el investigador del CONICET, Alejandro Roffman.

La propuesta de los editores de la publicación Realidad Económica, se dá en el marco de una segunda vuelta electoral donde la ciudadanía deberá optar entre dos modelos antagónicos de país. Según plantean desde la institución, uno tiene que ver con la continuidad de un modelo de inclusión con la incorporación de cambios, y el otro por un cambio radical que supone fuertes modificaciones para la economía que se ha venido desarrollando durante los últimos 12 años.

AldoFerrerEn una entrevista exclusiva con este medio, el Dr. Aldo Ferrer, sostuvo que “se contrastan nuevamente dos visiones de país -lo que consideró- un viejo dilema argentino, producto de no haber resuelto qué tipo de país tenemos y a qué podemos aspirar”.

Según explicó el economista, “vuelve a reeditarse una alternativa que propone a la Argentina como una economía abierta, que no es otra cosa que un apéndice del mercado mundial, que debe manejarse bajos las reglas del sistema financiero, el Fondo Monetario Internacional y del mandato de los mercados”, producto de una carencia de recursos.

"LA FORMULA NEOLIBERAL YA LA INTENTAMOS Y FRACASÓ. NO FUNCIONA, NI AQUÍ, NI EN NINGÚN LADO"

Por otro lado, sostiene Ferrer, “está la perspectiva histórica del desarrollo nacional, que mira a la Argentina como un país importante, de gran territorio y recursos humanos valiosos con capacidad de gestionar el conocimiento y la posibilidad de construir una actividad industrial avanzada e integrada, con alto valor agregado, que se vincula al mundo de manera simétrica y no subordinada”.

En un acabado análisis de la realidad económica y social de la Argentina, el ex embajador, señaló que “durante los gobiernos kirchneristas se dio un gran avance en materia de soberanía y reestructuración de la deuda que permitió recuperar el Estado Nacional, iniciando un sendero que puso al país de pie, parado sobre sus propios recursos, y que se vincula con el resto del mundo afirmando su identidad y con la capacidad decidir su propio destino”

No obstante reconoce que con el transcurrir de los años fueron surgiendo determinados desequilibrios, en parte por las circunstancias internacionales y también por otras de orden interno, que confrontaron al país con problemas, como falta de divisas; déficit fiscal; inflación y emisión monetaria desmedida.

“Para resolver estos desequilibrios, el desafío es decidir desde qué modelo se enfrenta el problema, si desde un modelo neo-liberal que implica volver al FMI, pidiendo que nos indiquen qué es lo que tenemos que hacer, disculparnos con el juez (Thomas) Griesa y pagarle a los Fondos Buitre en las condiciones que ellos quieren”, señaló Ferrer, como una actitud genuflexa y a la espera de que “luego lleguen fondos con la idea de volver a tomar deuda para afrontar la problemática” lo que sentenció como “una formula que ya intentamos y fracasó y que no funciona, ni aquí, ni en ningún lado”.

Según propone el especialista, “es necesario buscar otra perspectiva que nos permita consolidar lo logrado y resolver los problemas pendientes que constituyen un obstáculo de cara al crecimiento”.

De acuerdo a la explicación vertida por Ferrer, “la restricción externa es un problema porque genera expectativas negativas y eso produce fuga de capitales y aumenta la inflación”, y agregó “estos son problemas que hay que resolver”.

“Tenemos que dejar de pensar en ser el granero del mundo y pasar a ser la góndola del mundo" enfatizo el economista.

“Nuestro desafío es avanzar en un esquema que nos permita, en lugar de vender productos primarios en condición elemental, agregarles valor y avanzar en la exportación de productos agro-industriales de alto valor agregado y al mismo tiempo avanzar en la manufacturas de frontera como las tecnologías de la información y la comunicación, que permitan cerrar el deficit fenomenal que tenemos en la producción de origen industrial”, detalló.

Tenemos que ir a la economía real y que la econompia monetaria sea funcional a esta y que el dinero, la emisión monetaria y la toma de créditos en el exterior, no sea para tapar agujeros, sino para generar capacidad productiva, sobre todo basandonos en el ahorro interno que es la fuente fundamental de la acumulación de riqueza.

Segun indicó el ex embajador el secreto no es traer inversiones, sino que lo fundamental es que no se vaya el ahorro argentino y que lo que venga de afuera sea de modo complementario, pero no sustituyendo lo propio porque eso no funciona.

Para finalizar, Ferrer, afirmó que “lo que confrontan son dos visiones, la neoliberal y la nacional, sobre qué es la Argentina y a que puede aspirar”.

El debate está planteado y el tema que tenemos que decidir el próximo 22 de noviembre es “desde qué visión de país se resuelven estos desequilibrios”, concluyó.

portaldenoticias.com.ar - 3 de noviembre de 2015