Desafíos para la democracia

APYME
En el día de ayer mientras se desarrollaban comicios en distintos distritos de nuestro país, en Grecia, cuna de la democracia, la ciudadanía se pronunciaba por el NO a las políticas de ajuste que buscan imponer el FMI y los bancos europeos a ese país como precio para sostenerse dentro de la zona del euro. La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) celebra la decisión mayoritaria del pueblo griego, que pone de manifiesto la dignidad de una nación que se resiste a condicionar su futuro bajo el peso de una deuda impagable. Respecto de la situación de Grecia se han señalado las similitudes con lo ocurrido en la Argentina, donde hemos vivido la voracidad de los grupos concentrados, el capital financiero y las recetas de los organismos internacionales, que nos llevaron a la crisis de 2001 y 2002.

Salvando las enormes diferencias entre el caso griego y el de la Argentina, el eje de la problemática es el mismo: la necesidad de poner límites a la preeminencia del dogma neoliberal que ubica a los mercados y los especuladores por sobre la soberanía de los países y las posibilidades de desarrollo productivo y social.

No serán fáciles los próximos días para el país helénico. Sobrevolarán los buitres que, como en el caso argentino, buscarán aprovechar la oportunidad de una inversión magra con enormes ganancias futuras garantizadas por la inseguridad jurídica que imponen los acreedores a quienes no siguen sus políticas.

En la Argentina y en el mundo, hay dos caminos posibles: avanzar con mayores transformaciones en favor de los pueblos y la economía real, por fuera de las recetas de la ortodoxia, o retroceder hacia una situación de barbarie especulativa donde un puñado de naciones y corporaciones económicas dictan quién puede y quién no puede subsistir en el mundo globalizado.

Las Pymes, junto con todos los sectores del trabajo y la producción, queremos subsistir y crecer; por eso celebramos el avance de la democracia en sus diversos aspectos y abogamos por la profundización de los cambios que nos permitan desarrollarnos y vivir con dignidad, en una Nación independiente e integrada desde la región a un mundo más justo y equitativo.

APYME - 6 de julio de 2015