D'Attellis instó a que se avance en el desarrollo del mercado de capitales

II Congreso de Economía Política
El economista instó a que en el futuro la Argentina avance "en el desarrollo del mercado de capitales" con el fin de "capturar el ahorro interno" para que "no se fugue, ni se vaya del sistema". Agustín D' Attellis fue uno de los principales oradores de la mesa que abordó el tema de "Acumulación y distribución en la Argentina" en el Segundo Congreso de Economía Política que finaliza hoy en el Centro Cultural de la Cooperación, y es organizado por la Universidad Nacional de Quilmes.

El economista consideró que el Gobierno que asuma el 10 de diciembre tiene que "trabajar en ir mejorando el términos reales los salarios y mejorar la inversión, ya sea tanto la doméstica como la externa".

"Hay que ordenar y regular la inversión extranjera" y "desconcentrar los mercados, para que jueguen a favor del empleo, lo que redundará en la reducción del proceso inflacionario", aseguró.

"Es esencial el rol del Estado en términos de política industrial", afirmó, en lo que se refiere a seguir "subsidiando y dando créditos" a la industria nacional.

Fueron parte de la mesa de debate el economista Andrés Asiain y la sociológa Marisa Duarte. Asiaian sostuvo que desde la década del 70 se consolidó en el mundo el modelo de la empresa transnacional en un marco de globalización de capital que "debilita la capacidad de regulación de los pueblos".

En el ámbito nacional ejemplificó la "concentración y extranjerización del capital" que se evidencia en el sector alimentario y de distribución y recordó que nuestra industria depende, en gran medida de insumos importados. Dijo que el kirchnerismo en una primera etapa apuntó a "la creación de empleo" y en una segunda etapa se dedicó a fomentar una política distributiva "vía la seguridad social".

A su turno, Marisa Duarte, sostuvo que en la Argentina "hay un techo a la distribución del ingreso", ya que a pesar de que se fomentó el empleo, persiste de manera estructural un 30 por ciento de informalidad laboral.

Dijo que la industria depende de las divisas del sector exportador y que la Argentina tiene su estructura productiva extranjerizada y que sufre de fuga de capitales. Coincidió con el orador precedente en señalar que existe un poder dominante inalterado desde los años 70, englobado en los "sectores exportadores y los dueños de la tierra, que no generan empleo".

Sostuvo que a pesar del crecimiento económico que se evidenció en la etapa kirchnerista, la Argentina no pudo responder a la necesidad de lograr una mecánica distributiva, lo que obligó a la administración a desarrollar una batería de políticas activas.

Télam - 14 de octubre de 2015