Consideran que la nueva ley belga es un paso muy importante en la lucha contra los fondos buitre

El Parlamento de Bélgica aprobó por 136 votos a favor y sólo 2 abstenciones la ley que apunta a luchar contra los llamados "fondos buitre", que no podrán reclamar ante la Justicia de ese país el cobro de deuda en default como enfrenta actualmente Argentina ante las cortes estadounidenses. La Cancillería emitió un comunicado en el que se felicita al Parlamento del Reino de Bélgica por la decisión, que "sienta un precedente de gran importancia en la lucha global para detener el accionar extorsivo de los fondos buitre".

"La República Argentina felicita al Parlamento del Reino de Bélgica por la aprobación de esta legislación que permitirá avanzar en la lucha contra los fondos buitre, y confía que este precedente redundará en mejores condiciones de vida para los pueblos de los países que han sufrido y continúan sufriendo las agresiones de los especuladores más recalcitrantes del sistema financiero internacional".

El organismo confió además en que esta ley -que entrará en vigor una vez promulgada por el Rey Felipe I y publicada en el Boletín Oficial del Reino- "podrá ser replicada en otras jurisdicciones".

"Esta pieza legislativa y el nivel de consenso con el cual fue aprobada sientan un precedente de gran importancia en la lucha global para detener el accionar extorsivo de los fondos buitre, acción que nuestro país está liderando en todos los foros internacionales", señaló el organismo.

Además, destacó que "esta iniciativa se suma también a los avances que se han producido en la generación de cláusulas contractuales reforzadas para evitar la especulación y los abusos de los fondos buitre".

"Se convierte en un antecedente que podrá ser replicado en otras jurisdicciones y que fortalecerá el trabajo en curso en el marco de las Naciones Unidas para la creación de un Marco Legal Multilateral para los Procesos de Reestructuración de Deudas Soberanas, que este año se prevé conducirá a la aprobación de un conjunto de principios que deberán ser observados a futuro en el marco de las reestructuraciones de deudas soberanas".

Según la ley, "cuando un acreedor persigue una ventaja ilegítima mediante la adquisición de un préstamo o crédito sobre un Estado, sus derechos respecto del Estado deudor estarán limitados al precio que pagó por la recompra de dicho préstamo o crédito".

"Independientemente de la legislación aplicable a la relación jurídica entre el acreedor y el Estado deudor, ningún título ejecutivo, así como ninguna medida cautelar o de ejecución forzosa, podrán ser tomados a solicitud del acreedor para percibir el pago de la deuda en Bélgica si dicho pago le otorga una ventaja ilegítima conforme lo definido por la presente ley", de acuerdo con la normativa aprobada ayer.

Consultado por Télam, el economista Arnaldo Bocco dijo que esta ley es "un instrumento legal muy poderoso", y afirmó que se trata de "un éxito de la política diplomática" llevada adelante por la Argentina en materia de reestructuración de deuda soberana.

"En línea con la tradición jurídica que tiene Bélgica, lo que hace es fijar un instrumento legal que permite que los jueces determinen la condición de un inversor en su calidad de buitre. Cuando un inversor determinado compró un bono en 100 pesos y lo decuplica (duplica varias veces) es evidente que visualiza un proceso de enriquecimiento desmedido, entonces la ley dota al juez en capacidad de determinar que está actuando como fondo buitre", explicó el ex director del Bcra.

Para Bocco, "esto es un instrumento para la justicia muy importante porque parte de los bonos se pagan en Bélgica, a través de Euroclear", y además, "este paso importante está asociado con la política diplomática que hizo la Argentina, es muy poderoso como instrumento legal y sienta precedente para otras justicias cuando se trata de especulación financiera".

"Esta ley faculta al juez cuando determine abuso de debilidad económica, entonces si el fondo buitre está abusando le da el instrumento para inhibirlo a actuar. Argentina llevó adelante una política diplomática y lentamente va tomando cuerpo en forma de ley, es un éxito de la primera etapa diplomática", consideró.

Bocco señaló que esta ley vislumbra el posible default en Grecia, y que en este caso está diciendo: "acá hay una ley, no va a ser igual que Argentina".

Por su parte, el economista de la Gran Makro Agustín D'Attellis dijo que la ley belga "es un paso importante", y va en la dirección de lo que Argentina plantea al mundo en términos de reestructuración de deuda soberana.

En diálogo con Télam, D'Attellis dijo que la decisión de Bélgica "tiene mucha importancia porque viene a ponerle freno a los fondos buitre, esto tiene que ver con el hecho de que si se demuestra que quien compró los bonos lo hizo en un momento que estaban muy baratos, que ya estaba declarado el default, que no lo hizo inocentemente sino con un objetivo especulativo, entonces no tiene posibilidad de demandar a futuro".

"Es un paso importante y es parte de todo lo que Argentina plantea en el mundo en términos de reestructuración de deuda; lo que hace Bélgica va en ese sentido", señaló.

Para D'Attellis, esto "es algo en lo cual hay que poner mucha atención de cara a lo que viene, porque hoy en el mundo estamos muy cerca de declarar el default en Grecia, con una deuda monstruosa de 372 mil millones de dólares de deuda, y seguramente se tenga que reestructurar".

"Todo este tipo de medidas sirven y hay que tomar nota. Argentina en los foros internacionales insiste para que se extienda en el mundo, pero están los grandes intereses del mundo financiero del otro lado", concluyó.

Telam - 2 de julio de 2015