La República Buitre

Gabriela Cerruti

 

El vice jefe de gabinete, Mario Quintana, es quien comanda la vuelta de los buitres a la Argentina para hacerse cargo del mercado y los recursos energéticos. En una jugada que busca acaparar el sistema de energía y combustibles para hacer millonarios negocios, Mauricio Macri simuló la venta de IECSA a Marcelo Mindlin, socio de Quintana y de Eton Park Managment, un fondo buitre estadounidense, al que Néstor Kichner había confrontado cuando llegó de la mano de George Bush y sus representantes.

                                                                                                                                            Con la colaboración de Hernán Letcher

En febrero pasado el presidente Mauricio Macri se reunió en la Quinta de Olivos con Francisco De Narváez pero, esta vez, el ex candidato a gobernador bonaerense estaba sólo para disimular.

El encuentro de verdad fue entre Macri y Dirk Donath, gerente del fondo buitre Eton Park Managment y socio del vicejefe de gabinete Mario Quintana en emprendimientos como el conglomerado Pegasus y la cadena Farmacity.

Quintana  fue el gestor de ese encuentro y es también el arquitecto del desembarco de los Fondos que litigaron contra la Argentina y llegan para hacerse del mercado energético y, como corolario, hasta de la simulación de la venta de la empresa IECSA, de los Macri-Calcaterra, a Marcelo Mindlin, el empresario pantalla de toda la estrategia.

Los aumentos de tarifas y nafta son sólo la punta del iceberg de la cacería llevada adelante a través de Pampa Energía, la empresa de Mindlin y sus diversas asociaciones con Quintana, para depredar el sistema de energía y combustibles en Argentina y Brasil. Todo bajo la atenta mirada y el control global del grupo Tavistock del británico Joe Lewis, amigo personal del Presidente, y los inversionistas de los Fondos Buitres.

> CONTINUAR LEYENDO Y DESCARGAR TEXTO COMPLETO

 

Nuestras Voces - 16 de Abril de 2017