Declaración ante la agudización de la crisis en el sector científico

 

En un año el gobierno del Presidente Macri llevó a la ciencia argentina a una crisis que, lamentablemente,  va en camino de agravarse. La crisis no es el fruto de errores en la gestión sino la consecuencia del recorte de la inversión en ciencia y tecnología, en consonancia con una política de desindustrialización que abandona la búsqueda de soberanía tecnológica.

Neoliberalismo periférico y "sociedad del des-conocimiento"

 

Del falso programa político presentado por el macrismo en la campaña electoral para encubrir las intenciones predatorias de las corporaciones que lo controlan, queremos enfocarnos en dos puntos interconectados: (i) un núcleo de incoherencias discursivas: el uso que hacen Macri y sus CEOs de las nociones de "competitividad", "emprendedorismo" y "sociedad del conocimiento"; y (ii) una mentira: la promesa de dar continuidad a las políticas de CyT del segundo ciclo peronista (2003-2015).

La coherencia del cambio

 

Del 2003 al 2015 nuestro país atravesó un proceso económico – social que denominaremos de Desarrollo Inclusivo (DI): el PIB per cápita (PPP) creció un 81% y el índice de GINI, que es una medida de la desigualdad, disminuyó en un 21% (Datos del Banco Mundial); este crecimiento de los niveles de igualdad estuvo a contramano de lo que, durante el mismo período, sucedía en los países de alto nivel de industrialización en los que la desigualdad está creciendo a ritmo sostenido [1].

Inauguración del Polo Científico de Palermo

En el día de hoy asistí a una convocatoria que me llenó de alegría y reconocimiento como pocas veces antes en mi vida y deseo compartir ese sentimiento con ustedes. La Presidenta de la República inauguró el Polo Científico y Tecnológico del CONICET y del Ministerio de y Ciencia Tecnología en el barrio de Palermo, en los terrenos donde antes había un enorme depósito de la ex bodega Giol, en Paraguay y Godoy Cruz.

Desarrollo económico y política energética en la Argentina

III Jornada de Desarrollo del IADE
"Desarrollo económico y política energética en la Argentina"
[url=http://www.iade.org.ar/modules/actividades/event.php?eid=349]29 de octubre de 2014
[/url]

El pasado 29 de octubre (2014) se llevó a cabo en el Centro Cultural de la Cooperación "Floreal Gorini" la III JORNADA DE DESARROLLO DEL IADE. En esa oportunidad los temas convocantes fueron el DESARROLLO y la ENERGÍA en la Argentina.

La política energética está determinada por múltiples factores, geopolíticos que hacen a la distribución de las fuentes primarias de energía entre los países; tecnológicos que permiten o limitan la transformación de la energía primaria en energía secundaria; económicos que, en virtud del incremento de la demanda interna y externa, encarecen las fuentes y las tecnologías necesarias para la producción, además del fuerte impacto en el potencial de crecimiento del país; medioambientales, en tanto casi la totalidad de la energía consumida es no renovable, además de que la producción y el uso de dicha energía son los principales responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero; y cuestiones sociales en función de la persistencia de desigualdades en el acceso a la energía en ciertos sectores.

La Argentina duplicó la cantidad de científicos desde 2002

El Conicet cumplió 55 años de existencia y un informe dio cuenta que desde 2002 han aumentado considerablemente los investigadores, los centros académicos y los becados. Pero los medios dominantes ocultaron esta información.

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) fue creado el 5 de febrero de 1958, y su primer presidente fue Bernardo Hussey (Premio Nobel de Medicina en 1947). El Consejo -instituido como órgano autárquico bajo dependencia de la Presidencia de la Nación- fue dotado de una serie de instrumentos adecuados para elevar el nivel de la ciencia y la tecnología en la Argentina.