Situación en el CONICET

Desde el Centro Interdisciplinario de Estudios Agrarios (CIEA-FCE) de la Universidad de Buenos Aires, ante la preocupante situación del CONICET, manifestamos nuestro rechazo a la actual política de Ciencia y Técnica que ha resultado en un creciente desfinanciamiento y deterioro de las instituciones científicas y tecnológicas de nuestro país.

Declaración ante la agudización de la crisis en el sector científico

 

En un año el gobierno del Presidente Macri llevó a la ciencia argentina a una crisis que, lamentablemente,  va en camino de agravarse. La crisis no es el fruto de errores en la gestión sino la consecuencia del recorte de la inversión en ciencia y tecnología, en consonancia con una política de desindustrialización que abandona la búsqueda de soberanía tecnológica.

Neoliberalismo periférico y "sociedad del des-conocimiento"

 

Del falso programa político presentado por el macrismo en la campaña electoral para encubrir las intenciones predatorias de las corporaciones que lo controlan, queremos enfocarnos en dos puntos interconectados: (i) un núcleo de incoherencias discursivas: el uso que hacen Macri y sus CEOs de las nociones de "competitividad", "emprendedorismo" y "sociedad del conocimiento"; y (ii) una mentira: la promesa de dar continuidad a las políticas de CyT del segundo ciclo peronista (2003-2015).

La coherencia del cambio

 

Del 2003 al 2015 nuestro país atravesó un proceso económico – social que denominaremos de Desarrollo Inclusivo (DI): el PIB per cápita (PPP) creció un 81% y el índice de GINI, que es una medida de la desigualdad, disminuyó en un 21% (Datos del Banco Mundial); este crecimiento de los niveles de igualdad estuvo a contramano de lo que, durante el mismo período, sucedía en los países de alto nivel de industrialización en los que la desigualdad está creciendo a ritmo sostenido [1].