China y Alemania en el capitalismo global ¿Rivales o socios? ¿Socios de negocios en el sur global?

Ariel M. Slipak* (Especial para sitio IADE-RE) | Sin duda alguna, uno de los cambios más significativos para la Economía Política Internacional de finales del siglo XX e inicios del siglo XXI es que la República Popular de China (RPCh) pase a ocupar un lugar cada vez más relevante desde lo productivo, comercial y financiero a escala global, pero también desde las aristas tecnológica, militar, poderío al interior de organismos internacionales y por ende capacidad de ejercer coacción –o coerción- sobre terceros países.

Este país, cuya situación geoeconómica se ve fortalecida luego de la Crisis que cobra visibilidad en 2008, hace varios años se consolida como la segunda economía del planeta, el principal exportador mundial de manufacturas y el segundo importador global de las mismas. En el plano financiero, además de resultar el principal tenedor mundial de reservas internacionales y segundo emisor global de flujos de Inversión Extranjera Directa (IED), logró la incorporación de su moneda a los Derechos Especiales de Giro (DEGs) del FMI, y crece su rol como principal impulsor de nuevas entidades crediticias internacionales como el Asian Infraestructure Invesment Bank (AIIB) o el New Development Bank (NDB), o “banco de los BRICS”.

En América Latina, su creciente peso como socio comercial pero especialmente como financista de grandes proyectos de infraestructura, ha generado que los gobiernos de la región en su totalidad -a pesar de sus múltiples diferencias y matices ideológicos o perspectivas en cuanto al tipo de matriz productiva e inserción en la división internacional del trabajo que interpreten deseable-, consideran a China como un “socio estratégico”. China expone en sus principios diplomáticos su ferviente deseo de contribuir a sentar las bases de un mundo de características multipolares. Esto último ha traído la ilusión entre varios académicos de encontrar en China un actor benevolente hacia los países del sur global.

> CONTINUAR LEYENDO Y DESCARGAR INFORME COMPLETO