Ante el accionar de un gobierno autocrático que conculca derechos

Jorge Francisco Cholvis* (Especial para sitio IADE-RE) | Compañeros y compatriotas: Por cierto el DNU 27/18 es una expresión de gobierno autocrático y que se nutre del camino iniciado por la "Proclama" de 1956 que derogó la Constitución Nacional de 1949 en pos de los principios del liberalismo económico, y de la filosofía "neoliberal" de 1994 con la cacareada "modernización del Estado" que fue convalidada en la Reforma Constitucional de 1994. 

Ante ello cabe recordar que ya antes, Jauretche decía con filosa expresión "modernización o ritorno  l´antico". En su texto este DNU utiliza el falso argumento del impedimento de seguir los trámites ordinarios de los procedimientos de sanción de las leyes, cuando evidentemente el Congreso puede tratar el mismo en forma inmediata con una simple incorporación del tema para su tratamiento en sesiones extraordinarias. De tal modo, suple el efectivo rol institucional que le cabe al Congreso de la Nación en el marco constitucional vigente. Pero, no se puede ignorar que desde que asumió a fines del 2015, el Poder Ejecutivo Nacional sigue realizando artimañas con pretendido ropaje constitucional para afectar los derechos básicos del Pueblo argentino. No sólo incurre en temática expresamente vedada, como ser las de carácter penal, procesal penal o tributaria, sino que el remanido argumento de la "modernización" y la "eficiencia", se transforma en un instrumento para hacerle el juego a los sectores dominantes con "malabarismos jurídicos", cual disfraces para continuar la estafa electoral que sufrió el pueblo en el proceso electoral de 2015. En sus numerosos capítulos y artículos este DNU agrava la situación creada con las políticas que viene aplicando, -tal para ser breve- los temas que se refieren al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), lo del comercio exterior y la incorporación en la OCDE, la desfiguración de la UIF, de sociedades e IGJ, el abandono de la marina mercante nacional en el transporte de cabotaje, ignora puntos principales en cuanto a actividad portuaria,  modifica por dicha vía anómala organismos del Estado y Licitaciones Públicas, y lo que es gravísimo para los sectores trabajadores es la desprotección en que deja a sus remuneraciones al limitar la "inembargabilidad de los salarios" y cuentas de sueldo para favorecer al sistema financiero!!!. La gravedad de dichas políticas queda en evidencia ante la situación económica en que están llevando al país, con el descomunal endeudamiento público, falta de trabajo, sueldos que no cubren la pérdida del poder adquisitivo, y la flexibilización laboral que están ansiosos por llevar a cabo. ¡Que burda patraña sostener que la conquista alcanzada en la lucha de los trabajadores al lograr el derecho a la inembargabilidad de los salarios debilita el sistema financiero! Por cierto, ante la violación de disposiciones constitucionales vigentes y la pérdida de los derechos que ocasiona el DNU 27/18, en el Congreso Nacional se deberán ajustar "las pilas", y en el ámbito socio-político será necesario promover el preciso debate de los diferentes temas que abarca, y que desde el "Instituto Arturo E. Sampay" asumiremos en el marco de sus objetivos estatutarios, promoviendo su tratamiento y convocando a la participación de equipos técnicos, que desde distintos sectores del pueblo y ámbitos del saber nacional clarifiquen el problema y asuman la defensa de los derechos conculcados. Es la propuesta que efectúo, en este grave tiempo del pueblo argentino, con pérdida de soberanía y derechos básicos que hacen a la dignidad humana.

* Presidente del Instituto Arturo E. Sampay