Vencer a Bolsonaro: el objetivo de la nueva alianza entre Lula y su antiguo rival político

Manuela Cano


El expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, propuso que el centro-derechista Geraldo Alckmin fuera su fórmula vicepresidencial para los comicios de octubre. El anuncio marca el rumbo de las elecciones presidenciales en las que el izquierdista buscará derrotar al actual presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro. A pesar de las críticas de algunos miembros de su propio partido, Lula espera que respalden la alianza entre los dos antiguos rivales.

uiz Inácio Lula da Silva mostró una nueva faceta de su larga trayectoria política con el anuncio de su fórmula vicepresidencial este viernes. Se trata del centro-derechista Geraldo Alckim, quien fue su antiguo rival en los comicios de 2006. 

La reunión de los dos políticos en un hotel de São Paulo para anunciar su alianza fue, para muchos, sorpresiva. Sin embargo, su unión tiene un objetivo claro: vencer al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en las elecciones de octubre.

"Necesitamos la experiencia de Alckmin y mi experiencia para arreglar Brasil", sentenció Lula durante una rueda de prensa.

El exmandatario también reiteró su voluntad de "reconstruir el país" por medio de su cuenta de Twitter. 

Por su parte, Alckmin, de 69 años, tuvo que dejar el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), del que él mismo era cofundador, para hacer su más reciente movida política. Una que responde a la alianza entre el Partido de los Trabajadores (PT), que lidera el expresidente, y el Partido Socialista Brasileño (PSB), al que Alckmin se afilió hace poco.  

Las reacciones no se hicieron esperar. El presidente Jair Bolsonaro se refirió a la alianza por medio de su cuenta de Twitter. “¿Relación?”, escribió el mandatario con un tono de burla.

¿Qué sigue para oficializar a Alckmin como fórmula vicepresidencial?

"Alckmin usted será recibido como viejo compañero dentro de nuestro querido Partido de los Trabajadores", aseguró Lula. 

Y es que el anuncio de este viernes es el primer paso para que la alianza de los dos antiguos contrincantes sea un hecho. 

En una carta dirigida al PT, los socialistas aseguraban que Alckmin "reúne las mejores condiciones para articular fuerzas políticas amplias, capaces de dar a la resistencia democrática la envergadura que permitirá enfrentar el bolsonarismo" y ofrecían al político como vicepresidente.

Ahora es el turno del PT, que deberá aceptar la propuesta. Se prevé que el anuncio se de la próxima semana. 

A pesar de que el plazo oficial para registrar las candidaturas está previsto para el 20 de julio y el exmandatario no ha confirmado su candidatura, la alianza hace parte de múltiples actos que han marcado la precampaña electoral de Lula.

El líder del PT recuperó sus derechos políticos después de pasar 580 días en prisión después de que fueran anuladas sus condenas por corrupción. 

Desde entonces, Lula ha buscado generar estrategias políticas que le permitan vencer a la ultraderecha.

Por el momento las encuestas lo dan como ganador en primera vuelta, pero ante un país polarizado, el exmandatario se ha abierto a la posibilidad de conformar coaliciones más amplias a través de las cuales conseguir nuevos sectores del electorado. 

¿Quién es Alckmin?

Tal como Lula, Alckmin es una cara conocida de la política brasileña. El político ha sido diputado y se convirtió en el alcalde más joven de Brasil al ser elegido en 1977 para ocupar dicho puesto en el municipio de Pindamonhangaba. 

Geraldo Alckmin fue dos veces candidato presidencial, en 2006 fue derrotado por Lula en segunda vuelta. © Sebastiao Moreira/ EFE

Alckmin fue dos veces gobernador del estado de São Paulo y también tuvo dos intentos como candidato presidencial. En 2006 se quedó con el segundo lugar en primera vuelta pero luego fue derrotado por Lula, que recibió 61% de los votos. Mientras que en las últimas elecciones también fue el líder de su antiguo partido, que obtuvo el peor resultado desde su conformación.

Es católico, médico de profesión y padre: tiene tres hijos. 

Una unión entre críticas y cuestionamientos

A pesar de las justificaciones de Lula, son los miembros de su partido político del ala más izquierdista los que más han cuestionado la decisión del expresidente. 

Sin embargo, el izquierdista aseguró este viernes que: "Dos fuerzas que tienen proyectos diferentes, y que tienen iguales principios, pueden juntarse en un momento en que el pueblo lo necesita". 

"Hoy tenemos una política de odio, en la que el adversario es enemigo, y no es para vencer, sino para abatir", agregó Lula

En la misma línea de ideas, Alckmin aseguró a través de su cuenta de Twitter que los dos comparten un mismo objetivo que es "servir bien al pueblo brasileño" y también hizo una invitación a la ciudadanía para sumarse a una unión que, según dijo, trabajará por la "defensa de la democracia de Brasil".

La nueva alianza buscará abrirse espacio en los electores de centro y también en los decepcionados de la gestión de Jair Bolsonaro. Sin embargo, tendrá que enfrentarse a sus posiciones divididas en temas claves como lo es el aborto.

 

France24 - 9 de abril de 2022

Noticias relacionadas

Eleonora Gosman. Especializado en políticas públicas y económicas, con paso por la función pública, Paulo Kliass...
Ayelén Oliva. El expresidente de Brasil sigue creciendo en las encuestas y duplica a Bolsonaro en intención de...

Compartir en