Sin tregua en la UE: el desempleo batió un nuevo récord

Elisabetta Piqué
Peor, imposible. Los ajustes y las medidas de sangre, sudor y lágrimas tomadas por diversos gobiernos del Viejo Continente para revertir una de las peores crisis económicas de los últimos tiempos, están teniendo un dramático "efecto colateral": en la Unión Europea (UE) nunca hubo tantos desempleados como ahora. Hay más de 24,5 millones de personas sin trabajo. Con España a la cabeza (tiene un desempleo de 23,6%), la tasa de desocupación de la zona euro alcanzó un nuevo récord histórico al trepar al 10,8% en febrero (un décimo más del 10,7% de enero). Es el nivel más alto desde junio de 1997. Es decir, desde el lanzamiento de la moneda única europea.

El dato causó gran alarma en el continente, y con la agravante de que según todos los pronósticos la situación se profundizará: "Esperamos que siga subiendo hasta alcanzar el 11% a fines de este año", dijo Raphael Brun-Aguerre, economista de JP Morgan en Londres.

Y los números también parecen anticipar que la tensión social seguirá en aumento en países como Italia, donde crece la resistencia a las reformas laborales del primer ministro Mario Monti, y en España, donde el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, enfrentó la semana pasada su primera huelga general.

Según datos difundidos ayer por Eurostat, la agencia de estadísticas europea, nunca antes hubo tantos desocupados en la zona euro (conformada por 17 países), donde en febrero contabilizaron 17.134.000, lo que supuso un aumento mensual de 162.000 desempleados.

En el conjunto de los 27 países de la Unión Europea tampoco hubo nunca tantos desocupados, ya que, en otro récord absoluto, la tasa de desempleo alcanzó el 10,2% en febrero y se contabilizaron 24.550.000 personas desocupadas, en un aumento mensual de 167.000 desempleados.

España sigue siendo el país más golpeado por la falta de trabajo, con una tasa del 23,6%, seguido por los tres países que tuvieron que ser rescatados debido a la crisis de deuda: Grecia, con el 21%; Portugal, con el 15%, e Irlanda, con el 14,7%.

Si bien se mantiene por debajo del promedio de la UE, el desempleo en Italia aumentó a su vez al 9,3%, nivel que no se registraba desde 2004. Las menores tasas de desempleo se registraron en Austria (4,2%), Holanda (4,9%), Luxemburgo (5,2%) y Alemania (5,7%). Además, la tasa de desempleo masculino se incrementó en la zona euro desde el 10,6% de enero al 10,7% de febrero, mientras que en la UE se mantuvo en el 10,1%. En el caso del desempleo femenino, subió una décima en ambas áreas, hasta el 11% y el 10,2%, respectivamente.

Los jóvenes

En otro de los datos más dramáticos, la tasa de desempleo entre jóvenes de menos de 25 años subió al 21,6% en la zona euro, desde el 21,5% del mes anterior, mientras que en toda la UE se situó en el 22,4%, una décima más que en enero.

España lidera el desempleo en las tres categorías: volvió a registrar en febrero las cifras más altas, con una desocupación del 50,5% entre los jóvenes, seis décimas más que en enero, mientras que el desempleo masculino aumentó cuatro décimas, al 23,3%, y el femenino subió dos décimas, hasta el 23,9%.

Lo cierto es que, si bien las cifras no llegan a ser tan altas como en España, también en Italia hay mucha alarma por el aumento de la desocupación, que afecta dramáticamente a los jóvenes. Los datos difundidos ayer por el Istat (el Indec local), de hecho, indicaron que la tasa de desocupación entre personas menores de 25 años trepó en febrero al 31,9%, con un aumento de 0,9% puntos porcentuales respecto de enero y de 4,1 puntos sobre base anual. Se trata del dato más elevado desde enero de 2004, que significa que más de un joven de cada tres está sin trabajo.

Fiel reflejo de la preocupación que arrecia en Italia, donde, después de las severas medidas de austeridad adoptadas, el gobierno está analizando una controvertida reforma laboral, un sondeo de Confesercenti-Ispo indicó que el 99% de los italianos dice estar preocupado y que dos familias de cada diez se vieron afectadas por los despidos.

"Sí, este elevado nivel de desempleo nos preocupa", reconoció Amadeu Altafaj Tardio, vocero del comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn. "Se trata del nivel de desocupación más alto de la zona euro desde junio de 1997, lo que pone en evidencia que nos encontramos frente a un doble desafío: uno es consolidar las cuentas públicas y el otro es realizar las reformas estructurales para aumentar el potencial de nuestras economías y crear nueva y mejor ocupación", agregó.

"Estamos atravesando una leve recesión y esperamos ver datos positivos de crecimiento en la segunda parte de este año. Sin embargo, esta tasa de desocupación muy elevada no refleja solamente la crisis actual, sino también los efectos de importantes desequilibrios macroeconómicos, sofocamiento del crecimiento y de la creación de puestos de trabajo", agregó Tardio.

La Nación - 3 de abril de 2012

Noticias relacionadas

Jorge Resina. La izquierda española atraviesa un escenario difícil. Aunque ejerce el gobierno, la sensación es...
Aleardo Laría Rajneri. España cuenta con uno de los mejores servicios de salud pública del mundo, basado en la...

Compartir en