La ira de los Indignados

Informe Especial
La derecha catalana apela a la represión para sofocar la protesta pacífica de los jóvenes españoles. Los indignados -a los que esa derecha acusa de comunistas, antisistema y guerrilleros urbanos- responden que no son antisistema, "el sistema es antinosotros". Su manifiesto condena a la clase política española en su conjunto y a los medios corporativos aliados del capital financiero, que han causado la crisis económica y se benefician con ella A continuación se reproduce una recopilación especial de artículos acerca de la situación política económica y social que sufre España, publicados en la edición impresa del periódico Miradas al Sur. · "Cuando el Norte es el Sur en España" · Entrevista - Juan Carlos Monedero: “Europa vive una noche negra” · "Apuntes de un acampante español" · "La primavera árabe se expande"

"Cuando el Norte es el Sur en España"

“Claro que nos cabrea que la derecha haya arrasado en las elecciones, era previsible, pero tampoco las cosas hubieran cambiado mucho si hubiera ganado el Psoe en vez del PP. Cada vez hay menos diferencias entre ellos.” El que habla así, José María, ingeniero de 33 años, es uno de los habitantes de la “República del Sol”, que es como “los indignados” llaman a la Puerta del Sol, la famosa plaza del casco histórico de Madrid que han estado ocupando desde el pasado 15 de mayo. Y de ahí el nombre de su movimiento, el “15-M”, una sigla que ya se hecho conocer en buena parte del mundo. En la prensa sajona se conoce este proceso como la “spanish revolution”. No es la Revolución con mayúsculas, pero lo que se ha empezado a vivir en España tiene algo de revolucionario y de lo que hoy se vive en toda Europa.

Entrevista - Juan Carlos Monedero:
“Europa vive una noche negra”

El cientista social traza equivalencias entre la crisis política de su país con el proceso vivido en Argentina durante el 2001 y advierte que Europa debe tomar como espejo a Sudamérica para romper el modelo neoliberal.
"América latina está siendo puntera de muchas cosas en el mundo de hoy, repitiendo el papel pionero en lo social que cumplió a principios del siglo XX”, resalta, desde Madrid, el reconocido politólogo y sociólogo Juan Carlos Monedero. Asesor y amigo de varios gobiernos sudamericanos, Monedero observa, por estos días, en vivo y en directo la revuelta de la juventud española y la comparación con el 2001 argentino le resulta inevitable: “En la Puerta del Sol hay banderas de la Plaza Tahrir De Egipto, hay recuerdo de lo que paso en Túnez y hay recuerdo de lo que paso en América latina. Entonces, pues no hacemos sino mirar a ustedes y decir van por el buen camino”.

"Apuntes de un acampante español"

Una crónica en primera persona sobre cómo la Plaza del Sol es un taller de democracia real al aire libre y sin dogmas a respetar.
En Sol hay menos gente. Ya no aparecemos tanto en los medios. Una amiga me dice: “Son buenas noticias, así tenemos más tranquilidad para pensar”.
Hay quien dice que necesitamos algo concreto para seguir y ser creíbles. Los comprendo. Otros dicen que lo que queremos es lo que ya estamos haciendo: lo comparto. Lo que tal vez necesitemos entonces es una propuesta que nos dé una dirección y que a la vez nos permita seguir haciendo lo que estamos haciendo. Imagino: nos proponemos organizar un referéndum en Sol dentro de X meses sobre qué queremos hacer con nuestro dinero (una idea parecida ha salido de la acampada de Mallorca).

"La primavera árabe se expande"

De El Cairo a Barcelona. Los vientos excitantes de la revuelta del Norte de África han cruzado el Mediterráneo y han llegado a Iberia con gran intensidad.
“Yo estuve en París en mayo del ’68 y estoy emocionado. Tengo 72 años”. Era uno de los carteles pegados en la emblemática –y ocupada– Plaza de Catalunya. Las barricadas revisadas como en una sentada “gandhiana”.
Los vientos excitantes del Norte de África de la gran revuelta/primavera árabe de 2011 han cruzado el Mediterráneo y han llegado a Iberia con gran intensidad. En una rebelión social sin precedentes, la Generación Y en España protesta enérgicamente contra –entre otras cosas– la mortificante crisis económica; la desocupación masiva que afecta a un alarmante 45% entre los menores de 30 años y el esclerótico sistema político español que trata al ciudadano como a un simple consumidor.

Noticias relacionadas

Ines Schwerdtner. Se suceden las movilizaciones en Europa contra la crisis económica, la subida de los precios y el...
Eduardo Camín. Hay en el mundo seis millones de jóvenes desempleados más que antes de la pandemia, sin olvidar...

Compartir en