Inversión en constante aumento

Alejandro Rofman * (Especial para sitio IADE-RE) | Informe de coyuntura. "Un panorama despejado hacia el futuro dinámico con empresarios que se adhieren a una visión optimista del mercado productivo argentino".

La inversión efectuada por el empresariado de la Argentina ha sufrido serios contratiempos en los últimos años, en especial durante el periodo nefasto de la pandemia. 

En cualquier sistema económico, el aparato productivo necesita anualmente registrar un nivel de inversiones en equipos de producción, edificios e instalaciones adecuadas para asegurar la continuidad dela actividad económica Es por ello que es preciso que exista una dinámica inversora por quienes producen bienes y servicios en el país que permita reponer equipamiento de todo tipo que por obsolescencia o desgaste natural se ha desechado. Al mismo tiempo es preciso disponer de un margen adicional de capital fijo suficiente para mantener activa la capacidad de producción que el país requiere para crecer a una velocidad destacable.

Revisando la serie que se pública por el INDEC acerca de la dinámica de incorporar equipamiento- lo que constituye la base para futura actividad productiva en expansión-ocurrido en el lapso 2020/2021 vemos cómo ese proceso de inversión repuntó tanto en el tercer como en el cuarto trimestre de finales del año pasado, y se mantuvo esa recuperación en el primer trimestre de este año. Deseo marcar en este análisis los datos oficiales precisos, como una evidencia muy clara de la confianza que tienen los inversores argentinos que poseen establecimientos productivos localizados dentro del país. La confianza, la fe en el futuro, la esperanza que supone un despegue económico que deje atrás el terrible año del 2020, tiene en la recuperación de la inversión, el aval más que suficiente para ser optimistas en ese sentido. Son optimistas los empresarios. Los que leemos los datos que estoy marcando compartimos, entonces, ese pensamiento.

En el último trimestre del año 2021 ya se podía apreciar como el proceso de inversión había levantado cabeza. La recuperación observada en dicho trimestre la llevó a una participación del 15,8 % sobre el PBI, dato que no se veía desde el veranito macrista del año 2017. Ese impulso ascendente llegó a superar los registros de dicho momento histórico , en el que la obra pública intentó reanimar la economía de cara a las elecciones de octubre de dicho año apelando a la ya conocida formula keynesiana de activar el sector de la construcción pública como camino indispensable para estimular el crecimiento tanto del PBI como del empleo Con ese impulso ascendente de la inversión en la rama de la construcción se logró una apreciable tracción en el PBI y , a la vez, se arrastró positivamente a la industria. El dato de la relación inversión/ PBI en el cuarto trimestre del 2017 fue del 15,6 % del PBI, el máximo dentro del periodo macrista y no superado desde entonces hasta el indicador del 15,8 % en la relación antedicha que exhibió nuestra economía , como ya se dijo, en el último trimestre del 2020.

Estos números ya fijaron un hito en el proceso de reconstrucción del acervo productivo nacional luego de la debacle del segundo trimestre del 2020,en plena pandemia cuando la inversión sobre el PBI se desplomó al 9,6 %. Este dato resulto por debajo de lo que se verificó en lo peor del año 2002 y parecido a lo ocurrido en medio de las últimas dos hiperinflaciones, de 1989 y 1990. Este número de un digito del porcentaje invertido sobre el nivel expansivo de la economía- que fue negativo-implicó lisa y llanamente destrucción de capital. En otras palabras, la reposición de maquinarias y estructuras físicas no alcanzó a cubrir el desgaste natural del capital fijo instalado en la economía por lo que perdió capacidad de producción.

El último dato oficial conocido fue el del primer trimestre del 2021 con 18,1% de relación entre inversión y producto.  Se estima que con 12 % se alcanza a un nivel de inversión suficiente como compensar la pérdida de equipamiento por desgaste o descarte,  por lo que el índice arriba consignado es muy promisorio y no se registraba en nuestra economía desde hacía 10 años.

> DESCARGAR ARTÍCULO COMPLETO

 

* Doctor en Ciencias Económicas, Universidad Nacional de Córdoba. Master of Arts, University of Pennsylvania (EEUU). Docente Universitario y de Posgrado. Investigador CONICET y presidente honorario de IADE. / 12-08-2021

Noticias relacionadas

. Con una actividad online, se presentó uno de los artículos publicados en el número 333 de Realidad...
Alberto Gandulfo * y Alejandro Rofman ** (Especial para sitio IADE-RE) | “Debemos implementar ya un...

Compartir en