La posverdad

En tiempos de posverdad, resulta útil empezar por la definición de la Real Academia Española: “Distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales”. Se adapta muy bien a los argumentos de los funcionarios oficiales en nuestro país. ¿Cómo entender que el Presidente propone ahorrar 100.000 millones de pesos (que luego se redujeron a unos 80.000 millones) con el cambio de la fórmula de ajuste de las jubilaciones, y paralelamente les dice a los jubilados que la nueva fórmula de ajuste los beneficiará? Es sólo uno de los tantos ejemplos.

La mujer ahí

 

Patricia Bullrich es la mano más dura del gobierno de Mauricio Macri que a la vez la protege como a un bien preciado. De origen aristocrático y juventud rebelde, la ministra de Seguridad exuda el desprecio de los conquistadores por los pueblos expropiados y habla tan bien el lenguaje del racismo que no duda en justificar la represión y el asesinato de Rafael Nahuel diciendo que ahora “vamos a cuidar a los argentinos que viven en el sur”.