Venezuela y Estados Unidos en la geopolítica y la geoeconomía del petróleo

Maribel Aponte-García


Venezuela cuenta con las reservas de petróleo comprobadas más grandes del planeta; y ha estrechado las alianzas económicas con Rusia y China. Estados Unidos se disputa el control de los hidrocarburos frente al avance de China y Rusia. En el conflicto de Venezuela nos jugamos el futuro mundial de la geopolítica y la geoeconomía de los hidrocarburos, así como de la integración de nuestra región.

La reestructuración de la oferta de petróleo en Estados Unidos

Estados Unidos consume casi el 20% del consumo de petróleo mundial pero solo cuenta con aproximadamente el 2% de las reservas totales comprobadas del mundo. Venezuela, en cambio, consume menos del 1% y tiene el 18% de las reservas comprobadas de petróleo. La necesidad de importar petróleo vulnera a los Estados Unidos ante rupturas potenciales en la cadena de suministro. Como respuesta, Estados Unidos ha reestructurado la oferta del petróleo en las siguientes tres áreas.

i).- La apropiación del petróleo mediante invasiones y guerras. Desde el 2000, muchos de los 10 países con las mayores reservas comprobadas de petróleo (Venezuela, Arabia Saudita, Canadá, Irán, Irak, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Libia y Nigeria) han enfrentado conflictos, el derrocamiento de gobiernos, invasiones, y/o guerras. A partir del 2015, Estados Unidos había invadido, intervenido o impuesto sanciones a Irak, Libia, Irán, Rusia y Venezuela. Los cambios geopolíticos conducen a la apropiación del petróleo. El aumento de las importaciones del petróleo crudo de Estados Unidos desde Irak y Libia son parte de esta apropiación (Véase gráfico).

Estados Unidos: Importaciones de petróleo crudo desde Irak, Libia y Venezuela
(miles de barriles)


Fuente: Elaboración de la autora fundamentada en datos del Energy Information Administration.

Después de la invasión de Irak en el 2003 (cuando las importaciones colapsan), las importaciones de petróleo aumentan significativamente en el 2004; y a partir de 2015, estas importaciones superan las importaciones venezolanas hasta el 2018.

ii).- Aumento en la producción de esquisto. El petróleo de esquisto de Estados Unidos tuvo un gran auge en 2011, debido a que el precio de barril de petróleo cotizaba por encima de los 100 dólares. Sin embargo, cuando el precio del petróleo cae por debajo de los 50 dólares por barril, su producción ya no es tan rentable. A pesar de que Estados Unidos cuenta con reservas significativas de petróleo y gas de esquisto, los costos de extracción, cambios en productividad y el medio ambiente han hecho que el crecimiento continuo sea problemático.

iii).- Liberalización de la venta de la Reserva Estratégica de Estados Unidos. La Reserva Estratégica ha existido por más de 40 años para proteger la cadena de suministros. En el 2015, el Congreso de los Estados Unidos liberalizó la venta de petróleo de la Reserva Estratégica de Estados Unidos en el mercado internacional para aliviar los problemas fiscales, disminuir precios y aumentar la oferta en millones de barriles (MB), a través del: Bipartisan Budget Act of 2015, Section 403 (58 MB durante 2018-2025); Fixing America’s Surface Transportation Act (66 MB durante 2023-2025); y Bipartisan Budget Act of 2018 (100 MB durante 2022-2027) (Bordoff, et.al. 2018: 16).

El desafío al régimen de los petrodólares

En 1975, todos los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordaron vender su petróleo sólo en dólares estadounidenses; y algunos pasaron a invertir sus excedentes de dólares en bonos del Tesoro Estados Unidos. El sistema del petrodólar generó una mayor demanda internacional por dólares y bonos Estados Unidos, favoreciendo a este país que controla e imprime esta moneda.

Este sistema ha sido disputado tanto por países miembros de la OPEP y países sancionados por Estados Unidos. En el 2000, Irak comenzó a vender petróleo en euros; y en el 2009, Libia propuso una moneda Pan-Africana respaldada por oro, el “Dinar de Oro”.

Rusia y China se mueven hacia el establecimiento de una moneda respaldada por oro capaz de retar al dólar Estados Unidos y han aumentado significativamente sus reservas de oro. En 2018, China abrió un mercado de futuros en petróleo, la Bolsa Internacional de Energía de Shangái (Hughes, 2018: 4-6).

En 2017, Venezuela dejó de aceptar dólares y comenzó a establecer los precios del petróleo en euros. En 2018, Venezuela lanza la criptomoneda Petro, respaldada por recursos petroleros y minerales, para contrarrestar el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos. En 2018, se impusieron sanciones adicionales a Venezuela, prohibiendo las transacciones financieras relacionadas con la moneda digital (Hughes, 2018: 2-3).

La geoestrategia del control de la producción y comercialización del petróleo a través de los viaductos de hidrocarburos y los corredores energéticos en Asia y Europa

El control de los grandes núcleos productores de petróleo y gas y de los corredores energéticos parten de Asia Central, el Cáucaso, Irán e Irak. De las repúblicas centro-asiáticas parten corredores energéticos en tres direcciones: hacia el este a China, al sur hacia la India pasando por Afganistán, y hacia el oeste a Europa pasando por el Cáucaso, Mar Negro y Grecia (Herrero Fabregat, 2018: 188-190).

Ha habido tres proyectos de grandes corredores antagónicos: el Nabucco, impulsado por Estados Unidos; y el Torrente Norte y Torrente Sur, controlados por Rusia. El primero y el tercero no se han construido, en cambio el Torrente Norte está en funcionamiento y abastece de petróleo y gas a gran parte de Europa, “vendiendo la empresa rusa Gazprom el 41% del consumo de gas europeo.” (Herrero Fabregat, 2018: 195).

La embestida contra Venezuela y PDVSA

Desde el año 2014 hasta marzo de 2019, Venezuela ha sido objeto de 22 sanciones por parte de Estados Unidos contra Venezuela y “de 35 medidas coercitivas unilaterales por parte de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, la Unión Europea (UE), Suiza, el denominado Grupo de Lima y Panamá”, de acuerdo con la cadena de noticias Telesur.

Estados Unidos la embiste contra la empresa nacional Petróleos de Venezuela, PDVSA. Estados Unidos ha bloqueado activos de PDVSA, a través de su filial CITGO, valorados en 7,000 millones de dólares en bienes activos que traerán pérdidas proyectadas en 11,000 millones de dólares de exportaciones petroleras. Esto repercutirá en Rusia porque esa nación posee el 49,9% de las acciones de CITGO como garantía de un préstamo por 1,500 millones de dólares a Venezuela". Estados Unidos buscará bloquear las acciones de Rusia en torno a CITGO, alegando que se trata de un tema de seguridad nacional.

Venezuela aumentará la venta del petróleo a Rusia, India y China. India es crucial, porque es el segundo mayor cliente (después de Estados Unidos), y por eso, Estados Unidos ejerce presión para arruinar la venta.

Repercusiones

Lo que ocurra en Venezuela tendrá repercusiones para la apropiación y el control futuro de los recursos naturales y de empresas nacionales, y debe preocuparnos a todos.

 

Referencias bibliográficas

Bordoff, Jason E., Antoine M. Halff, y Akos Losz (2018). "New Realities, New Risks: Rethinking the Strategic Petroleum Reserve". Disponible en https://docs.house.gov/meetings/IF/IF03/20180724/108593/HHRG-115-IF03-20180724-SD013.pdf

Herrero Fabregat, Clemente (2018). “Los corredores energéticos en Eurasia" en Didácticas Específicas (España) No 18, junio. Disponible en https://revistas.uam.es/didacticasespecificas/article/view/9643/9831 acceso 12 de marzo de 2019.

Hughes, David2018 “The End of US Petrodollar Hegemony?”. Disponible en http://eprints.lincoln.ac.uk/34036/

- Maribel Aponte-García, Universidad De Puerto Rico

Este trabajo es parte del Boletín Integración regional. Una mirada crítica, N°4/5, mayo de 2019, editado por el Grupo de Trabajo Integración y Unidad Latinoamericana del Consejo Latinoamericano en Ciencias Sociales (CLACSO).

 

América latina en movimiento (ALAI) - 17 de junio de 2019