Rentabilidad de Bancos Privados

CESO


En el mes de mayo del 2019 los bancos privados obtuvieron una rentabilidad total de $ 51.784 millones, un incremento del 102,1% interanual por encima de la inflación. De esa manera, lograron sostener un ROE anual deflactado positivo (1,2%) pese a la desvalorización de los títulos públicos que conforman gran parte de sus activos.

Los ingresos de los bancos privados se sostienen en las LeLiq, títulos públicos que pagan tasas del 58% a cortos vencimientos (6 a 8 días) al que sólo pueden acceder los bancos. Ese privilegio pulverizó la oferta de créditos al sector privado y estableció un auténtico “plan descansar” de bancos: un negocio en donde bancos utilizan fondos de los clientes de entidades financieras y se lo prestan al Estado a una tasa altísima, sosteniendo altos márgenes de rendimiento sin cumplir el rol básico de intermediación financiera y fomento del crédito.

En mayo de 2019 los bancos privados recibieron los depósitos de sus clientes y pagaron por ellos $39.762 millones en intereses a una tasa del 52% anual. Pero al darse vuelta e invertir ese mismo dinero en LeLiq, recibieron un rendimiento 30% superior, garantizándose $12.021 millones en un mes a costa del erario público.

> CONTINUAR LEYENDO Y DESCARGAR ARTICULO COMPLETO

 

Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) - julio de 2019