Por el derecho a la protesta en Ecuador

CLACSO


Tras el anuncio del presidente Lenin Moreno de nuevas medidas económicas que se alinean con los intereses del Fondo Monetario Internacional y las élites económicas, la población del Ecuador salió masivamente a las calles en su rechazo. Comunidades indígenas cerraron carreteras, estudiantes y mujeres se auto convocaron a movilizarse, y las organizaciones sociales más importantes del país anunciaron un gran paro nacional.

El gobierno reaccionó decretando el estado de excepción. En los cuatro primeros días hubo más de 300 detenidos y las organizaciones de derechos humanos salieron a denunciar el uso excesivo de la fuerza pública.

Desde CLACSO expresamos nuestra profunda preocupación por la situación social y política a la que se está conduciendo al país. Nos solidarizamos con las legítimas demandas de sus pueblos, hombres y mujeres en la defensa de sus derechos; y exhortamos a las élites políticas a reforzar la democracia.

 Para ello, es urgente:

·   Eliminar el estado de excepción que suspende el ejercicio del derecho a la libertad de asociación y reunión, que limita la necesaria expresión de la ciudadanía y legitima el uso de fuerza pública.

·  Condenar el uso desmedido de la fuerza y la represión desplegada por parte de las fuerzas de seguridad, contra manifestantes y periodistas.

· Romper el cerco mediático impuesto por los grandes medios de comunicación y solidarizarse con las demandas de la población.

Además, denunciamos:

·  Las medidas económicas centradas en la eliminación de subsidios y reformas laborales que vulneran derechos de las y los trabajadores, atentan contra la vida digna de los pueblos y refuerzan la sobreexplotación de las mujeres que cargan con el trabajo del cuidado.

·  Las medidas económicas que, a nombre de la reactivación productiva, favorecen las ganancias de las élites y empresas, solo empobrecen a la población y limitan la posibilidad del Estado para garantizar el bienestar de su sociedad.

·   El grupo de medidas económicas en las que avanza el gobierno y la alianza con el FMI son parte de una receta neoliberal que fue responsable del empobrecimiento de la población en la historia reciente de toda América Latina y el Caribe.

Desde CLACSO instamos a que se respete el derecho a la protesta consagrado en la Constitución ecuatoriana. Esperamos que los reclamos de los y las ecuatorianas sean escuchados para que la historia no se repita.

Declaración del Comité Directivo

 

CLACSO7 de octubre de 2019