Los fondos buitre y la deuda externa argentina

Horacio Rovelli
En primer lugar se debe tener en cuenta que la deuda externa fue la herencia que nos dejó la dictadura militar para limitar severamente el crecimiento y la autodeterminación de nuestro país. Los servicios de la deuda se convirtieron en un condicionante que se debía honrar en desmedro de las demás obligaciones del Estado.

La decisión del “kirchnerismo” de sacarse la tutela del FMI y su prédica de planes de ajustes, se complementa con el desendeudamiento que básicamente consiste en, por un lado, los dos planes canjes (años 2005 y 2010) que hizo que el 93% de los acreedores de la deuda en default aceptarán la quita de la misma y un plan de pago que llega hasta el año 2038. Y por otra parte, se fue sustituyendo parcialmente títulos de deuda en dólares por títulos en pesos, a la vez que su tenencia se acrecienta en poder del mismo Estado y se reduce la tenencia de los acreedores privados, de manera tal que al 30 de junio 2012 el total de la deuda reconocida presenta el siguiente perfil