“Los desmontes profundizan la pobreza”

La Iglesia Católica reclamó a la clase dirigente que adopte medidas para contrarrestar los desmontes indiscriminados en el Noroeste Argentino, principal causa de las inundaciones que se están produciendo en buena parte de la región. 

Tras una reunión en Salta, los obispos de Jujuy, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Tucumán emitieron un crítico documento en el que advirtieron su preocupación por el alarmante crecimiento de los desmontes y afirmaron que “los primeros damnificados son los pobres. En un año electoral, nadie puede ser indiferente”, plantearon.

Los prelados del NOA se reunieron en Salta y cerraron sus deliberaciones con un crítico documento, en el que advierten su preocupación por “la lógica economicista que impone el paradigma tecnocrático, cuya finalidad es consumir y producir, desplazando a un segundo plano la dignidad de la persona y la justa distribución de los bienes para el desarrollo humano integral”.

“Consideramos importante resaltar la conexión entre el modelo económico extractivista y el clima, el agua y el modo de vida de las comunidades. Esto genera nuevas formas de pobreza que expulsan a las personas de sus propios lugares de origen y las postergan cada día más”, alertaron.

Los obispos cuestionaron en ese marzo la tala en la región. “La expansión indiscriminada de las fronteras agrícolas que incluye el desmonte de grandes extensiones de bosques nativos, afecta seriamente el conjunto del hábitat. Los suelos se vuelven vulnerables a la erosión provocadas por las lluvias, que traen como consecuencia las inundaciones cada vez más frecuentes, con los destrozos consabidos”, señalaron. “Sabemos que en toda crisis socio-ambiental los primeros afectados son los más pobres”, recalcaron en su mensaje en el documento.

Por ese motivo, manifestaron que “apoyamos decididamente a las comunidades que reclaman su derecho a participar en las decisiones que afectan a la vida personal, familiar y a los recursos naturales donde se desarrollan la vida y la cultura”. “Al comienzo de este año electoral en nuestra Patria, consideramos que nadie puede ser indiferente ante el grito de los pobres y de la madre tierra, sobre todo los que tienen la capacidad de tomar decisiones al respecto”, concluyeron.

Del plenario en Salta participaron los titulares de las diócesis del NOA. Por Tucumán firmaron el documento José María Rossi, obispo de la Santísima Concepción; Carlos Alberto Sánchez, arzobispo de Tucumán; y Luis Héctor Villalba, cardenal arzobispo emérito de la provincia, entre otros.

La reunión de los Obispos en Salta se realizó del 4 al 6 de febrero, y entre sus principales temas, decidieron marcar posición sobre este tema de los desmontes y las inundaciones ya que consideraron “que no están visibilizados y nos preocupan”, iniciaba el comunicado emitido esta mañana a través del Episcopado Argentino.

 

 

Los obispos del NOA: José María Rossi, obispo de la Santísima Concepción; Vicente Bokalic, obispo de Santiago del Estero; Enrique Martínez Óssola, obispo auxiliar de Santiago del Estero; José Melitón Chávez, obispo de Añatuya; César Daniel Fernández, obispo de Jujuy; Luis Urban, obispo de Catamarca; Dante Braida, obispo de La Rioja; Luis Antonio Scozzina, obispo de Orán; Pedro Olmedo, obispo prelado de Humahuaca; Félix Paredes, obispo coadjutor de Humahuaca; José Demetrio Jiménez, obispo prelado de Cafayate; Mario Antonio Cargnello, arzobispo de Salta; Carlos Alberto Sánchez, arzobispo de Tucumán; Luis Héctor Villalba, cardenal arzobispo emérito de Tucumán.

 

Misiones Online - 7 de febrero de 2019