Las nuevas damas de beneficencia

Norberto Alayón - Realidad Económica Nº 180
Nítidamente podemos observar cómo se viene cristalizando el reenvío de la asistencia (como derecho social) hacia la caridad privada (como gracia arbitraria). Si, en el transcurso histórico, veníamos avanzando de la caridad y la beneficencia hacia las políticas sociales, ahora estamos retrocediendo vertiginosamente y resulta claro el retorno desde las políticas sociales (entendidas como derecho) hacia la caridad privada (como figura optativa, a asumir voluntariamente por los sectores pudientes).

Artículo publicado en Realidad Económica Nº 180 - mayo/junio de 2001