Las Malvinas: del frente interno a la guerra convencional

Carlos Borro


Este trabajo fue publicado por el Consejo Tecnológico Peronista desde México en octubre de 1982, en el marco de la derrota del ejército argentino en la guerra de Malvinas, y con el objetivo de que ingresara al debate interno de las fuerzas armadas. Para ello se hicieron copias que fueron enviadas clandestinamente a Argentina, y distribuidas por correo dirigido a los oficiales en actividad, encubiertas en sobres con membretes bancarios o de otras entidades para sortear los controles en los cuarteles. Para armar las listas de correo se utilizó la información periodística sobre las actividades de las FFAA que se publicitaban continuamente en los medios hegemónicos. Así se obtuvieron los nombres de los oficiales a que se enviarían y el lugar de revista (método que había sido inaugurado por Rodolfo Walsh en sus investigaciones).

En el abordaje del tema, centrado en los aspectos militares (concepto de nación en armas como modelo de guerra ya explicitado por el General Perón, la estrategia, la evaluación que hacía la dictadura respecto del impacto internacional, análisis del equipamiento y entrenamiento de las fuerzas armadas para una guerra de este tipo, etc.), se trató de demostrar que esta guerra desarrollada por la dictadura encerraba como objetivo primordial, no la defensa de la nación y la recuperación de un territorio ocupado, sino motivar los sentimientos nacionales y manipularlos para lograr apoyo político en un momento de gran debilidad y recrudecimiento de luchas populares (ej. huelga del 31/3/82).

El lenguaje utilizado, así como las omisiones de ejemplos de naciones en armas y guerra de masas (U.R.S.S., Vietnam), obedeció a la necesidad de no generar rechazo ideológico en los oficiales y que ello bloqueara prejuiciosamente el debate que se quería generar.

En el seno de las organizaciones populares se dio un profundo debate frente al conflicto de Malvinas: hubo sectores que apoyaron la acción de la Junta como un acto de soberanía, y otros lo rechazamos activamente entendiendo que la necesidad de recuperar Malvinas era una lucha anticolonial que no podía ser ejercida por una dictadura militar que instaló una represión brutal contra el pueblo argentino y sus organizaciones para modificar radicalmente las relaciones económicas y sociales e instalar un nuevo modelo productivo financiero y agroexportador. Esa dictadura, acosada por sus fracasos económicos y por la resistencia popular creciente, manipuló el sentimiento nacional para perpetuarse en el poder. No sólo significó la derrota militar sino la pérdida de las Malvinas y la militarización del Atlántico Sur.

El C.T.P. en el exilio estaba dirigido por el ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, Dr. Rolando García y este texto que escribí fue debatido en su seno por el grupo que constituimos con Susana Sanz, Ernesto Jauretche y Guillermo Gallo Mendoza.

> DESCARGAR DOCUMENTO COMPLETO

 

abril de 2021

Noticias relacionadas

Leonardo Mangialavori, Miguel Barrientos. A 39 años de la Guerra en el Atlántico Sur, una reflexión sobre las posibilidades de gestionar...
Lucía Sayah Correa. Este pasado 10 de junio, y desde 1973, se conmemora el “Día de la afirmación de los derechos...

Compartir en