La capitulación de ortodoxos ante medidas heterodoxas

Alejandro Rofman


Control de cambios, programas de administración de precios de bienes básicos, reducción de la tasa de interés, default selectivo y el regreso de las retenciones. Medidas aplicadas por el gobierno de Macri para frenar la caída de la economía. 

En el último tramo del gobierno neoliberal de Macri se han adoptado decisiones de política económica que han quedado instaladas en el escenario para el futuro y que permitirán -en algunos aspectos- poner en marcha, por parte de la nueva administración, iniciativas que no pueden ser criticadas por quienes van a ceder el poder político. 

Se va a dar, entonces, la paradoja de que el actual gobierno adoptó medidas que han quedado legitimadas, aun cuando no formaban inicialmente como parte de un proyecto económico neoliberal, a saber: 

1. Se dispuso un control de cambios (mal llamado cepo). Se ha cerrado la posibilidad de fugar dólares del sistema oficial con fines de ahorro particular (solo se pueden adquirir 200 dolares por mes). Además de impedir dicha fuga, se produjo otro efecto impensado: la demanda de dólares -activo escaso e insuficiente en la economía argentina- disminuyó bruscamente y no presiona al alza sobre el tipo de cambio.

2. La utilización de la tasa de interés como desaliento del dinero sobrante en el mercado, aún con los niveles exorbitantes de las Lebac y las Leliq no resultó para calmar el dólar. Pero ahora se puede bajar sustancialmente las tasas porque no se pueden comprar dólares con la liquidez sobrante.

3. Las retenciones a las exportaciones fueron reimpuestas por el gobierno macrista. Entonces ahora se las pueden seguir utilizando como política de contención de precios. Incluso hay centrales empresariales agrarias que las han aceptado.

4. La política de precios incluyó el programa Precios Cuidados, lanzados por el entonces ministro Axel Kicillof, y Precios Esenciales presentado por este gobierno 2019. O sea, es posible que el Estado acuerde precios distintos a los fijados por el libre juego de las fuerzas del mercado.

5. Además, la herramienta del pacto social está legitimada por centrales empresarias que antes no admitían.

6. Finalmente, poco después de las PASO, se ingresó en default selectivo. A la vez, el préstamo del FMI tres veces reestructurado desde su primera firma en junio 2018  porque fue incumplido. Ahora, por cuarta vez habrá que revisarlo porque se ha tornado impagable en los plazos establecidos.

En síntesis, es posible hacer políticas de intervencionismo estatal cuando sea necesario en el gobierno del Frente de Todos porque ya fueron admitidas y legitimadas por el gobierno neoliberal de Macri. Y por sus seguidores en el ámbito privado, lo que les debería inhibir de criticar.

Estos componentes esenciales de una revisión en profundidad de la política económica, a partir de la paradoja que supone que ya cuentan con antecedentes previos en el recetario neoliberal de Macri, abren una ventana virtuosa para seguir avanzando. Hacerlo en temas tan esenciales como el tipo de cambio,  la inflación, el crédito de fomento a la producción y la renegociacion de la deuda. 

La intervención sobre esas variables clave en relación a un nuevo escenario económico-social dará cuenta de cómo su continuidad y profundización van a formar parte de las bases económicas del nuevo horizonte que se avecina en el país. 

El anterior perfil de los procesos afectados por las citadas medidas nos condujeron al presente desastre con la economía, el salario y el empleo en mucha peor situación que lo acaecido en el año 2015. Ahora podrán ser utilizadas en la dirección correcta para revertir el derrumbe del que todos y todas hemos sido testigos.

- Alejandro Rofman, Doctor en Economía (Universidad Nacional de Córdoba,1963). Dr. Honoris Causa (Universidad Nacional de Rosario, 2015).

 

Suplemento CASH de Página/12 - 8 de diciembre de 2019

Noticias relacionadas

Juan Manuel Villulla. Otra vez sopa: el gobierno peronista aumenta las retenciones a la soja y sectores de “el campo” se...
Pedro Peretti. Las retenciones siempre -siempre es siempre- las paga el productor, cualquiera sea su tamaño, si...

Compartir en