Inquieta a Brasil la presencia militar de EE.UU. en la región

Sugiere que es posible una futura invasión del Amazonas. Las fuerzas armadas y la inteligencia brasileña creen que el Amazonas puede convertirse en una zona de conflictos bélicos próximamente, según reveló el diario [b]Jornal do Brasil[/b], de Río de Janeiro. Autor: [b][color=336600]Carlos Turdera[/b][/color] [size=xx-small][b]Artículos relacionados:[/b] .Estadounidenses armados en Ecuador y América Latina .Venezuela refuerza su capacidad defensiva para prevenir una invasión norteamericana .Chávez compra armas donde puede. La defensa de Venezuela. [/size]

Reivindicaciones indígenas, ONG controladas por extranjeros y la creciente influencia de Estados Unidos sobre países cercanos al Amazonas "ponen en riesgo la seguridad nacional", afirma el documento citado por el diario y atribuido al Grupo de Trabajo del Amazonas (GTAM), equipo compuesto por representantes de la Agencia Brasileña de Inteligencia y de los órganos de seguridad.

"Un elemento relativamente nuevo en materia de seguridad en la región amazónica brasileña es la creciente presencia de asesores militares norteamericanos y la venta de equipamientos sofisticados a las fuerzas armadas colombianas, supuestamente para apoyar los programas de erradicación de drogas, pero que pueden ser utilizados en el combate a las FARC [Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia] y al ELN [Ejército de Liberación Nacional]", apunta el informe.

Específicamente sobre un riesgo de invasión militar en la región, los autores del informe señalan que la presencia de tropas norteamericanas, que ya se constata en Guyana, Ecuador, Perú, Bolivia y recientemente Paraguay, "podrá expandirse a otros países sudamericanos para transformar la lucha contra las drogas (y contra las FARC y el ELN) en una embestida militar no sólo colombiano-norteamericana. El plan probablemente es parte de la estrategia de Estados Unidos para asegurar su presencia militar en la región andino-amazónica y en el Cono Sur, alrededor de Brasil".

Para hacer frente a esos supuestos planes de invasión, Brasil contaría con fuerzas armadas especialmente entrenadas. "Hace 10 años que se desarrolla en el Amazonas la Estrategia de la Resistencia, que se basa en una guerra irregular en medio de la selva, fundada en una hipótesis de conflicto de invasión de alguna potencia, que nunca es descartada", explicó el coronel retirado del ejército brasileño Geraldo Cavagnari, profesor de la Universidad de Campinas.

El coronel sostuvo que sólo Estados Unidos tiene capacidad para invadir el Amazonas brasileño. "Sin embargo, ocuparla es muy difícil. Ellos no tienen capacidad para ocupar. Las fuerzas armadas de Brasil están bien estructuradas en el Amazonas", apuntó el experto en estrategia.

Espionaje

La cuestión indígena y la acción de organizaciones no gubernamentales extranjeras también fueron ejes de la advertencia que, a través del organismo de inteligencia, encuentra como destinatario directo al propio presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Según el reporte, se realizarían actividades de espionaje en esa vasta zona de casi 8 millones de kilómetros cuadrados que linda con Colombia, Venezuela, Perú y Bolivia. "Especial preocupación es el número de extranjeros [en la zona]", dice el informe.

El impacto del texto era analizado ayer en ámbitos legislativos brasileños, principalmente en lo que se refiere a la cuestión de seguridad.

"Ahora le toca al Congreso exigir una política eficaz en la defensa del Amazonas. Es evidente que el Poder Ejecutivo ya está al tanto de los riesgos de desnacionalización del área", dijo a LA NACION Tales Farias, autor del artículo que reveló el informe de la inteligencia brasileña sobre la "amenazante" presencia de tropas norteamericanas en la región.

"La bancada del Amazonas deberá dar ahora una respuesta [al informe], pues el Ejecutivo ya tiene toda la información necesaria para actuar y aún no ha hecho nada significativo", dijo otra fuente que entiende en temas amazónicos de la cámara en Brasilia.

El titular de la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa, diputado Sebastião Almeida, dijo a LA NACION estar "asustado" con la revelación del informe, en particular en lo que atañe a organizaciones no gubernamentales. "Es evidente que falta una mayor fiscalización", afirmó.

"El Amazonas es el mayor laboratorio natural del mundo, y en ese sentido debe ser preservado de los intereses comerciales que están por detrás de acciones como las denunciadas por el informe", añadió el legislador.

Fuente: La Nación / Argentina