II Seminario de CyT. Apertura Mercedes Marcó del Pont


En el período 2003-2015 el Proyecto Nacional fue el del desarrollo: el crecimiento del producto bruto interno fue en promedio 7,27% anual; el crecimiento industrial fue aun mayor, 9% anual, medido de acuerdo con el IVE (Índice de Volumen Físico); el producto bruto interno industrial per cápita se ubicó un 90% por encima del año 2002 y 35% por encima del máximo alcanzado durante la convertibilidad en el año 1997; entre 2003 y 2012 la tasa de inversión fue, en promedio, del 21%.

En lo que hace a la inclusión, los indicadores fueron igualmente contundentes: el coeficiente de Gini para los asalariados disminuyó de 0,442 en el año 2003 a 0,362 en el año 2012; los hogares de menores ingresos (deciles 1 a 5), que participaron en el año 2002 con un 23,8% en la distribución de los ingresos, en el año 2012 lo hicieron con un 30%; la cobertura previsional pasó de abarcar al 70,2% de la población mayor de 65 años en el 2001 al 95.8% en el 2010 y al 97% en el 2015. En la Argentina, la simultaneidad en los procesos de crecimiento y de igualación no fue casual, ya que ambos procesos se retroalimentaron. 

La etapa 2003-2015 puede ser calificada como épica, porque el punto de arranque no podría haber sido más dramático: la crisis del 2001, con su secuela de desplazados del universo laboral, industrias cerradas y resquebrajamiento del tejido social. Fue, como dijera el presidente Néstor Kirchner, la “salida del infierno”. A pesar de este punto de partida, en el período 2003-2015 se concretó el diseño y construcción de satélites y radares en la empresa estatal INVAP, con el apoyo de un entramado de pymes y del sistema nacional de ciencia y tecnología; la finalización de Atucha II por parte del Estado, remontando una paralización de doce años y la desaparición del mercado de la empresa alemana proyectista y principal contratista, conjuntamente con muchos proveedores de partes; el desarrollo tecnologías para la explotación de hidrocarburos no convencionales y para la recuperación de campos petroleros maduros a cargo de la sociedad entre YPF y el CONICET (YTEC S.A.); el desarrollo de un lanzador satelital a cargo del Estado Nacional (VENG S.A.- CoNAE) con el apoyo de un entramado de pymes e instituciones de ciencia y tecnología; también la recuperación productiva de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA S.A.). 

Las características del estilo tecnológico que fue capaz de concretar los proyectos citados fueron el desarrollo de tecnología local con el liderazgo del Estado nacional y la participación de pymes (sobre todo aquellas de base tecnológica) y de instituciones de ciencia y tecnología.

 

Instituto Patria - Ciencia y Tecnología