A cien años del Grito de Alcorta

CÁTEDRA LIBRE DE ESTUDIOS AGRARIOS
“ING. HORACIO GIBERTI”

Mesa Redonda

“A CIEN AÑOS DEL GRITO DE ALCORTA. TRASCENDENCIA Y PROYECCCIÓN DE LA HISTÓRICA HUELGA CHACARERA”

Centro Cultural de la Cooperación “Floreal Gorini”
Sala “Raúl González Tuñón” 1er Piso Corrientes 1543

Martes 11 de septiembre de 2012, 17 a 20 horas

El 25 de junio de 1912, luego de un prolongado período de reclamos por parte de chacareros de Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa, se declaró desde la localidad de Alcorta en Santa Fe una gran huelga agraria.

Los chacareros -en su mayor parte arrendatarios en campos de terratenientes- no sólo pagaban altos precios de arrendamientos que superaban el 50% del valor producido, sino que además, eran obligados a firmar contratos de corto plazo y debían trillar la cosecha en instalaciones de los propietarios, todo lo cual sumía en la pobreza a las familias chacareras a pesar de la riqueza agrícola que generaban.

La decisión y extensión de la huelga significó un fuerte impacto sobre el sector terrateniente, que se negaba a discutir las condiciones contractuales con los arrendatarios organizados, intentando conversaciones particulares con cada uno de ellos.

En el centenario del “Grito de Alcorta”

En el mes de junio se celebran cien años de la heroica lucha protagonizada por los colonos arrendatarios del sur de la provincia de Santa Fe, llevada a cabo como consecuencia de la injusta explotación que sufrían y las condiciones de miseria a las que eran sometidos por parte de los propietarios de los campos; la situación era la misma en toda la llamada "pampa gringa" poblada por labriegos inmigrantes provenientes en su mayoría de Italia y España.

Los colonos que traían también la experiencia de haber sido protagonistas de rebeliones campesinas en Europa, imbuidos con las ideas socialistas y anarquistas de la época junto a pequeños y medianos comerciantes, varios párrocos de la iglesia y el Dr Francisco Netri abogado rosarino que se comprometió en la defensa de las reivindicaciones de los chacareros promovieron la reacción y el levantamiento; en unidad organizaron la lucha que rápidamente se extendió por las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos, organizando la gran huelga agraria que culminaría en el llamado Grito de Alcorta el 25 de junio de 1912.

Los gritos de Alcorta

El martes 25 de junio de 1912 en Alcorta y las localidades vecinas de Bigand, Bombal, Máximo Paz y Carreras en la zona maicera santafesina los agricultores declararon una huelga que se constituyó en la primera gran protesta agraria en la Argentina.

Fue protagonizada fundamentalmente por inmigrantes europeos, en su mayoría italianos, parte de los más de tres millones llegados a partir de la década de los ´80 del siglo XIX a un país cuyos gobernantes les prometían un lugar justo en su sociedad.

El trabajo tesonero de esos chacareros contribuyó en gran medida a ampliar la frontera agrícola hasta hacerla casi diez veces mayor sin que su esfuerzo les permitiera acceder a la propiedad de la tierra. Para ellos “la tierra para quien la trabaja” no pasaba de ser una aspiración cada vez más lejana.

El Grito de Alcorta

Dedico este libro a los campesinos, a los obreros, a los intelectuales, a las mujeres y a todos los hombres de mi patria, intérpretes de los progresistas ideales de Moreno, Belgrano, Rivadavia, Echeverría, Avellaneda, Sarmiento y otros ilustres ciudadanos argentinos, que habiendo abrazado con valor y decisión la causa de la paz, luchan por la liberación nacional, por la defensa de la soberanía del país y por la realización de una profunda reforma agraria que hará posible la solución de los grandes problemas económicos y sociales de la República.

Grela, Plácido (1958), El Grito de Alcorta. Historia de la rebelión campesina de 1912, Rosario, Editorial Tierra Nuestra, 466 pags. Debido a su importancia histórica, RE reproduce a continuación en facsímil las páginas 417 a 430 de esta publicación, respetando su paginación original. Agradecemos a la “Biblioteca Utopía” del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini el acceso a la edición de 1958.