¿Emergencia eléctrica?

OETEC

 

"Dos vergonzosas represas", tituló el diario La Nación su editorial del día 2 de enero de 2016. Se trataba de la primera gran manifestación contra los aprovechamientos hidroeléctricos sobre el Río Santa Cruz y que de no haber sido por los miles de millones de dólares comprometidos por la República Popular China y su ultimátum al señor ministro de Hacienda Prat Gay, su construcción hubiera sido paralizada, tal y como pedía el fundamentalismo ambiental y la industria petrolera al frente del Ministerio de Energía.

Entre otras críticas, la aludida editorial cuestionaba el mecanismo de financiamiento y pago de las represas: "Aún estamos a tiempo de tomar una decisión sensata que propicie inversiones públicas para el bienestar de la mayoría de los argentinos de hoy y del futuro..." y "Se trata de una obra de efectos eminentemente transgeneracionales y está en manos de las nuevas autoridades detener la construcción de estas represas o convalidar un hecho que resulta económica, ambiental y éticamente cuestionable. Es el momento de hacerlo y sin más demoras". Si bien el macrismo no consiguió eliminar las represas, sí logró reducir su potencia instalada original, la cual pasó de 1.740MW a 1.290MW. A continuación, un repaso al desconocido balance de divisas correspondiente al proyecto planificado por el kirchnerismo y sus ingentes beneficios para el país. Finalmente, una reflexión en torno a la poda en la potencia instalada y la supuesta Emergencia Eléctrica decretada por el macrismo apenas asumido. 

 

Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) – 31 de agosto de 2016