La dignidad de educar

Marisa Duarte * (Especial para sitio IADE-RE) | Las derivaciones políticas de la movilización docente. "Si hubo un paréntesis para ver si algún sueño se cumplía, ese tiempo ya terminó. La evidencia indica que sistemáticamente se atenta contra el salario, las condiciones laborales, la estabilidad del empleo y la libertad sindical. También está la certeza de que si se espera será peor", indica Duarte.

La “campaña del desierto” del lenguaje neoliberal

 

1- El ministro de Educación, Esteban Bullrich, nos recordó, una vez más, que el lenguaje dice la “verdad” de aquello que intentamos ocultar o disimular. En un reciente discurso en una de las sedes de la Universidad de Río Negro pronunció una metáfora cargada de violencia histórica pero pasada por la máquina de pasteurizar que cambiemos utiliza a destajo para borrar la memoria; dijo suelto de cuerpo que “esta es la nueva campaña del desierto, pero sin espadas, con educación”. De nuevo las palabras vaciadas, los eufemismos, la barbarie.

Educación y economía

Este encuentro de los claustros de la Universidad de Buenos Aires, en el que participan todas las Facultades que la integran, realizado con motivo de la apertura de las discusiones sobre el Plan Fénix de desarrollo económico, simboliza de manera elocuente una de las relaciones fundamentales de la Economía Política: el nexo entre Economía y Educación.

Rankingmanía: PISA y los delirios de la razón jerárquica

No deja de ser una paradoja que la investigación educativa y la pedagogía hayan avanzado tanto, al mismo tiempo en que el debate público sobre la educación se haya empobrecido de una manera tan elocuente. En efecto, durante los últimos 50 años, las ciencias sociales han puesto de relevancia la complejidad de los procesos educativos, la multiplicidad de variables, dinámicas y tensiones que operan en el campo escolar, así como las dificultades de generalizar políticas, programas y reformas que desconsideren las especificidades que poseen los sistemas de educación en cada país o en cada región. Aunque el haber ido a la escuela parece dotar a todos los individuos de la capacidad necesaria para proponer una solución viable a la profunda crisis educativa que estamos viviendo, el desarrollo de la investigación sobre las instituciones escolares y la educación, han puesto de relevancia que opinar sobre el asunto suele ser más complejo de lo que habitualmente suponemos. También han puesto en evidencia que las generalizaciones y las recetas milagrosas suelen ocultar más que mostrar las dimensiones involucradas en los procesos de cambio educativo que atraviesan nuestros países. Entre tanto, cada tres años, el mundo parece detenerse en la víspera de la publicación de los resultados de una prueba que, milagrosamente, parece resumir los grandes secretos del presente y del futuro de la educación.