Documento de Trabajo Nº47

CEFID-AR

 

Los trabajos sobre política fiscal y equidad desarrollados en el Cefid-Ar han permitido caracterizar el estado de la distribución del ingreso en Argentina y analizar cómo las políticas públicas contribuyeron al logro de una mayor equidad.

Gaggero y Rossignolo (2011) parten de la situación en 2010, año en que el decil de ingresos más bajos recibe el 1,24% del ingreso total, mientras que el tramo de mayores ingresos concentra el 37,06%. Un resultado importante respecto de la relación entre el gasto público y el ingreso disponible por decil es que el beneficio de dichos gastos decrece en forma consistente a lo largo de los deciles, siendo el gasto social (transferencias directas, tales como las asignaciones familiares) el rubro que explica más del 75% de la mejora de los ingresos del primer decil. El sistema tributario actual en la Argentina se caracteriza, según los autores, por una presión tributaria del 49% para el 20% de los ingresos más bajos, mientras que el 10% de ingresos superiores paga el 47% de sus ingresos en impuestos. En Argentina la población de mayores ingresos tributa porcentualmente menos que la de menores recursos, lo que habla de una repartición de la carga tributaria marcadamente inequitativa en términos del poder adquisitivo de los contribuyentes.

Según muestra el trabajo, el impuesto a las ganancias es el más progresivo y el impuesto al valor agregado el de mayor regresividad. La casi inexistencia de los impuestos sobre la propiedad (inmuebles, automotores y bienes suntuarios) intensifica la regresividad del sistema, mientras que los derechos de exportación permiten morigerarla. Asimismo, hay que señalar que la elección de los indicadores con los que se evalúa la progresividad/regresividad del sistema tributario no resulta una cuestión menor. Mientras que el sistema resulta ser indiscutiblemente progresivo utilizando las curvas de concentración y de Lorenz, el análisis de los extremos de la distribución muestra un sistema tributario de cierta proporcionalidad en los tramos medios, regresividad en los inferiores y leve progresividad en los tramos de ingresos superiores.

 

Documento de Trabajo Nº 47 – octubre de 2012