Documento de Trabajo Nº 16

CEFID-AR

 

En los últimos años la economía argentina ha mostrado un proceso virtuoso de recuperación primero y crecimiento después, que a diferencia de lo observado en la década del 90, se refleja no sólo en el pronunciado aumento del Producto Bruto Interno (PBI), sino también en una mayor generación de empleo y en una importante reducción de la pobreza y la indigencia.

Esto se debe al protagonismo ganado por los sectores transables e intensivos en trabajo en la actividad económica, impulsados por las oportunidades de mercado que se abrieron con la devaluación de la moneda y el buen escenario de demanda internacional favorable para la oferta exportable actual del país.

Desde una perspectiva macroeconómica, el sostenimiento de un tipo de cambio alto, que se traduce en una mayor competitividad precio de la economía argentina, ha permitido mantener una situación externa favorable -traducida en saldos comerciales récord y sensibles incrementos en las reservas internacionales-, como así también una considerable holgura fiscal. Mientras estas dos condiciones constituyen la base macroeconómica del nuevo patrón de crecimiento, desde el punto de vista de las actividades productivas resurgieron las condiciones propicias, fundamentalmente, para la recomposición de la producción de bienes.

 

Documento de Trabajo Nº 16 - Julio de 2007