Declaración de apoyo a la intervención de Vicentin

Los abajo firmantes celebramos la histórica decisión del presidente Alberto Fernández de intervenir la empresa Vicentin y de enviar al Congreso un proyecto de expropiación de la misma. Una disposición irreprochable desde todo punto de vista y a nuestro criterio la más trascedente tomada por un gobierno democrático en política agraria desde 1983.

Por eso mismo, porque es una medida histórica que bien implementada producirá enormes beneficios para el pueblo argentino, estamos convencidos de que habrá que sostenerla en el tiempo, lo que es, desde ahora mismo, una tarea de todos/as.

Los 60 días que se abren con la intervención que encabeza Gabriel Delgado son claves para garantizar el mejor futuro del modelo agroindustrial del país. Aspiramos –y no hay motivos para dudarlo– a que la intervención vaya a fondo en cuanto a investigar y comunicar a la opinión pública las irregularidades encontradas y las por encontrar. Y a la vez, tan importante como investigar será comunicar todo lo que se encuentre dentro de esa autentica caja de pandora que son la empresa y grupo Vicentin y sus socias y conexiones, públicas o secretas.

La opinión pública debe ser informada día a día y en forma objetiva y transparente, evitando todo tipo de operaciones mediáticas como las que siempre organiza, patrocina y difunde la derecha política y económica de nuestro país.

En el mismo sentido queremos alertar acerca de cualquier tipo de operación tendiente a acotar la profundidad de la intervención, con el oscuro fin de abrir paso a cualquier falsa “argentinización” de la empresa, como podría hacerse –y ya se aprecian buenas razones para sospechar de ello– poniendo a la cabeza a dos o más conocidos grupos monopólicos alimenticios nativos consorciados, los que de ninguna manera serían parte de la solución sino parte del agravamiento político, económico y jurídico del problema. Sería como saltar de la sartén al fuego.

Los firmantes de esta declaración reafirmamos nuestra convicción y militancia por una Vicentin pública no estatal, con control social. En cuyo directorio concurran las cooperativas, los productores, los trabajadores, y cuyos directores deben comprometerse a un código de ética estricto, que impida la renovación de mandatos en forma indefinida; la prohibición de nombrar familiares; la obligatoria declaración jurada de bienes; la asignación de sueldos que no excedan más de tres veces lo que gana un trabajador medio de la planta, y un compromiso estatal expreso de no nombrar a directores que tengan conflicto de intereses con la nueva Vicentin Pública.

La opinión pública argentina debe ser informada en detalle y en forma consistente: todo debe conocerse, todo debe informarse. La transparencia no se negocia, ni se declama, ni se cacerolea; se cultiva, practica y se ejerce. Como hicieron los mejores gobiernos  democráticos y populares en nuestro país.

Pedro Peretti, Claudio Lozano, Mempo Giardinelli, Mónica Polidoro, Ricardo Forster, Fernanda Vallejos, Horacio González, Victoria Donda, Horacio González, Alcira Argumedo, Juan Grabois, Maristella Svampa, Norberto Galasso, Daniel Filmus, Francisco Paco Durañona, Damaris Pacchiotti, Itai Hagman, Agustina Donnet, Jorge Luis Bernetti, Letizia Quagliaro, Juan Carlos Alderete, Ana Galmarini,

Para sumar tu firma: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeBXC8AMwqBxuF7K-y0DAG9NG1bxAqoFcqJAKXjKEzZvt4bTQ/viewform

 

En la República Argentina, 17 de Junio de 2020.

Noticias relacionadas

Julia Strada. Cátedra Libre "Ing. Horacio Giberti | En estos pocos meses, desde el default del grupo Vicentin,...
Omar Príncipe. Cátedra Libre "Ing. Horacio Giberti | Venimos diciendo que el “caso Vicentin” abrió la cancha. La...

Compartir en