Crónica de una destrucción anunciada: consumo de cemento del mercado interno cae 10,8% interanual

Reporte anual de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), correspondiente a 2015: "El cemento es el componente principal del hormigón y uno de los insumos básicos de la Industria de la Construcción. La sociedad moderna se ha desarrollado en base al uso creciente del hormigón, en sus diversas aplicaciones: viviendas, escuelas, edificios para oficinas, carreteras y autopistas, centrales hidroeléctricas, represas, plantas depuradoras, aeropuertos, mobiliario urbano y pavimentos urbanos, entre otros. Es un material que está íntimamente ligado a la infraestructura del país". Resulta oportuno recordar la importancia de este fundamental insumo: la caída del consumo de cemento del mercado interno en 2016 fue la peor desde 2002 (-27%). 

Se lee: "En el año 2015, la Industria de la Construcción se desarrolló favorablemente. Distintos indicadores disponibles muestran que el ejercicio culminó en forma positiva. Este Anuario 2015 presenta los principales resultados de la Industria del cemento en Argentina, reflejando el acompañamiento del sector en la expansión de la Construcción, exponiendo mediante estas cifras un crecimiento del 7% en su producción, respecto a su comparación con el año 2014. Los valores despachados durante dicho año batieron récord histórico superando las 12 millones de toneladas".

En relación al primer año de administración Macri: "El año 2016, que si bien comienza con valores de despacho no muy promisorios, ha generado, debido a diferentes acciones del Gobierno Nacional, expectativas positivas, fundamentándose en los importantes planes de infraestructura que se han anunciado. Es así que el "Plan Belgrano" propone un programa muy amplio de obras orientadas al crecimiento y fortalecimiento regional, destacándose de ello las provincias del norte argentino, y el amplio alcance que el mismo tiene abarcando desde obras de relevancia en el transporte, la generación de energía, aeropuertos, puertos, hasta la construcción de una importante cantidad de viviendas".

Claro, esto escribía esperanzada la AFCP a comienzos de 2016. Pero desgraciadamente, la realidad fue otra:

El despacho de cemento (consumo local + exportaciones) cayó un 10,8% interanual. Igual porcentaje lo padeció el mercado interno, que se contrajo un 10,8% en relación a 2015 (la peor caída desde 2002, cuando se desplomó un 27%):

Pero las barras grises no son solo barras grises, sino que reflejan la política, y en ella, el proyecto político de la fuerza gobernante:

Lo "invertido" en infraestructura por el neoliberalismo a lo largo la historia reciente como desde diciembre de 2015 a esta parte está acorde, por un lado, con la semicolonia a la que reducen el país: su superficie activa es aproximadamente la de España o Alemania, limitada a la ubérrima pampa y con el 99% de la población expulsada y excluida. Es probable que los números de despacho y consumo de cemento mejoren. Pero las obras de infraestructura se destinarán exclusivamente a la explotación de las riquezas y recursos para usufructo de las élites locales y sus socios extranjeros. La historia se repite no porque sea una caractéristica intrínseca de la historia, sino porque los sectores ligados a una Argentina atrofiada, atrasada y dependiente siguen detentando el poder.

 

Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC-ID)